Dejó ver su lado intervencionista en perjuicio de la prensa independiente, lo que despierta más de una inquietud. (L. Gonzales)
Dejó ver su lado intervencionista en perjuicio de la prensa independiente, lo que despierta más de una inquietud. (L. Gonzales)

Peligro inminente. Las declaraciones del presidente Ollanta Humala contra la asociación entre los grupos El Comercio y Epensa despertó el rechazo de los partidos de oposición e, incluso, de los aliados del oficialismo, que advirtieron una amenaza para las libertades de expresión y de prensa.

El domingo, Humala aludió a dicha operación empresarial y abrió la ventana para una futura intervención política. "Es una vergüenza que en el Perú estemos teniendo un grupo que, prácticamente, sea el dueño de los medios. (…) Ahorita no es ilegal", expresó.

En opinión del expresidente Alan García, tales palabras constituyen una "amenaza directa a los medios de comunicación". "Busca subordinar la libertad de expresión al gobierno. Esto pone a Humala en el mismo camino del régimen velasquista, de las manipulaciones de Montesinos y del régimen chavista", remarcó.

Incluso, consideró que esta tendencia podría terminar en la "cancelación de la democracia y el continuismo".

En la misma línea, la lideresa del Partido Popular Cristiano (PPC), Lourdes Flores, subrayó que la posición de Humala es una amenaza abierta a la libertad de expresión.

Además, mostró su preocupación por la aparente intención del mandatario de modificar las normas para incluir "factores que, con criterio político, determinen cuándo la tenencia de un medio es legal" y cuándo deja de ser así.

"Eso sería gravísimo. Por donde se mire las declaraciones son impertinentes (…) y peligrosas políticamente porque revela una intencionalidad que es abiertamente inconstitucional", remarcó, según la web de El Comercio.

Por su parte, la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, afirmó que Humala despide el año dándole la espalda a la libertad de expresión y "ataca a los medios pero no a la corrupción". "Comandante, no queremos parecernos a Venezuela. Esa no es la ruta para el 2014", escribió en Twitter.

En tanto, el dirigente de Perú Posible –partido aliado de Gana Perú– Juan Sheput sostuvo que se trata de una "señal de intervención". Puntualizó que Humala no está en condiciones de plantear su posición contra determinados medios porque eso –dijo– refleja parcialidad y una "amenaza inaceptable" dentro del sistema democrático.

"DEBE ESTAR AL MARGEN"También, se pronunció el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS), que consideró que el gobierno debe mantenerse al margen de dicha situación. Además, le pidió a Humala que precise el alcance de sus palabras.

Por su parte, el constitucionalista Enrique Bernales manifestó que el jefe de Estado "tendría que informarse más" porque –precisó– la Constitución no habla de concentración de medios.

SABÍA QUE

- El 22 de agosto, se anunció la asociación entre los grupos El Comercio y Epensa (propietaria de los diarios Correo, Ojo, entre otros).

- El 4 de setiembre, el presidente ejecutivo de Epensa, Luis Agois Banchero, explicó que la operación contempla la creación de una empresa de contenidos, que tendrá a su cargo toda la producción periodística y línea editorial de Epensa, 100% propiedad del gupo Agois Banchero.

- Además, incluye la asociación en participación de ambos grupos (El Comercio y Epensa) en la parte industrial y comercial.

- En una entrevista al diario Correo, dijo que la fórmula de separar la generación de contenidos de la distribución y comercialización es habitual en otros países.

- Por ello, descartó que se afecte la línea editorial o que esta sea regida por El Comercio. "En absoluto. Tenemos total independencia en los contenidos", indicó.