Asesor presidencial Adrián Villafuerte maneja la oficina de inteligencia al viejo estilo montesinista. (R. Cornejo)
Asesor presidencial Adrián Villafuerte maneja la oficina de inteligencia al viejo estilo montesinista. (R. Cornejo)

Como en los viejos tiempos. La Dirección Nacional de Inteligencia (DINI) estaría operando al mismo estilo del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) que dirigió el exasesor presidencial Vladimiro Montesinos. De lo contrario, no se explica por qué le han multiplicado el presupuesto, para este año, en 776% con relación al asignado en 2010, específicamente en el rubro de "gastos reservados".

Según el portal de Transparencia Económica, el dinero para los "gastos reservados" de la DINI se incrementó notoriamente desde que ingresó el gobierno del presidente Ollanta Humala y su director Víctor Gómez Rodríguez, exjefe del mandatario y amigo del asesor presidencial Adrián Villafuerte. Sin embargo, no se percibe lo mismo en los rubros de "personal y obligaciones", "bienes y servicios" o "adquisición activos no financieros".

*¿EN QUÉ SE GASTA? *Las cifras del portal del MEF no dejan lugar a dudas. En 2010, el gobierno aprista destinó S/.9'524,200 al denominado "gastos reservados" de la DINI. En el 2011, tuvo un pequeño recorte y le transfirieron S/.9'493,264.

El año pasado, sin embargo, el gobierno del presidente Humala le duplicó el presupuesto para este rubro (con relación al 2011), que ascendió a S/.18'133,300.

Pero la cifra para este año sí es verdaderamente espectacular, pues de S/.9'524,200 que el Gobierno le había asignado a la DINI en 2010 para este concepto, pasó a S/.73'952,800, es decir, 776% de incremento.

Es resaltante que, a diferencia del resto de la administración pública que demora a ejecución de su gasto, el 41% de su presupuesto para ese rubro ya ha sido ejecutado en el primer trimestre del año. Según el mismo portal del MEF, los S/.73'952,800 asignados para este año se destinarán exclusivamente a las "subvenciones a personas naturales", es decir, "a informantes y personas que colaboran con las labores de inteligencia", según el exministro de Defensa, David Waisman.

Sin embargo, para el también exvicepresidente de la República no hay ningún resultado a la vista que se le pueda atribuir en materia de lucha contra el terrorismo que justifique esta millonaria inversión.

SIN MEMORIA En su calidad de expresidente de la comisión investigadora del Congreso de los gastos del exasesor del SIN, Vladimiro Montesinos, el rubro de "subvenciones a personas naturales" se llamaba directamente "pago de informantes". Dijo que no entiende por qué se ha retrocedido en la transparencia de esta institución, que en los 90 fue cuestionada por el manejo de recursos del Estado. "Por eso, en el informe final de la comisión, las recomendaciones de los congresistas fueron muy precisas y enfáticas: No más planillas secretas, no más rubros sin especificación concreta, es decir, tienen que decir para qué cosa es y para qué. Todo esto lo han echado al tacho de basura. No se ha respetado eso", dijo Waisman. Advirtió que sin un control se podría volver al gran desfalco que se le hizo al país a través de las FF.AA. para fines políticos. "Con estas cifras todo es factible de sospecha y de duda en este Gobierno", acotó.