Sigue actualizado en nuestra APP

Parricida tenía una estrategia

Buscaba ‘limpiar’ a Lora. (USI)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

"Hoy volvió mi tío, abogado, y me dijo que los dos debemos llegar a un acuerdo para decir lo mismo y que tú, mi amor, no estés donde estás".

Este es un fragmento de la carta que Marco Arenas Castillo (22) –confeso asesino de su madre, María Castillo– le envió a su expareja, Fernanda Lora Paz (18), para diseñar una estrategia que le permita salir de la cárcel a la joven.

Al no hallar respuesta, el parricida le manifestó a Lora en otra misiva: "Pensé que le habías dicho la verdad (a tu madre) para que nos ayude, para que tú estés libre y yo pague por todo, pero cada vez hay más discrepancias".De otro lado, Walter Arenas, padre del homicida, indicó a Cuarto Poder que no comprende cómo se pudo llegar a este desenlace. "El diablo debe haber ingresado en algún momento a nuestra familia", dijo.

Marco Arenas rendirá el próximo lunes su declaración instructiva. La audiencia se realizará, desde las 11:00 a.m., en el penal Piedras Gordas I.

Ir a portada