Paridad con meritocracia y capacidad

"Esta es una excelente oportunidad para eliminar prejuicios que no permiten avanzar. Es el segundo gabinete con estas características que ha tenido el Perú en casi 200 años de república".

gabinete ministerial

El nuevo Gabinete Ministerial de Salvador del Solar está conformado por nueve mujeres. (Foto: EFE)

Augusto Rey
Augusto Rey

El gabinete formado por Martín Vizcarra y Salvador del Solar es simbólicamente transformador por una razón en particular: ha demostrado que es absolutamente posible tener un equipo paritario basado en la meritocracia y la capacidad. Esto que en 2019 debería ser evidente para muchos no lo es, así que esta es una excelente oportunidad para eliminar prejuicios que no permiten avanzar. Es el segundo gabinete con estas características que ha tenido el Perú en casi 200 años de república.

Piensen, además, en los cientos de miles de niñas y adolescentes peruanas que han visto la juramentación con igual número de ministras y ministros. Ahora saben que ese futuro también es posible para ellas. Por eso, el mensaje es contundente y el hecho, histórico.

De entre los nuevos perfiles que se han colocado por primera vez el fajín, Flor Pablo en el Ministerio de Educación es una noticia muy positiva. Es, sin duda, una apuesta institucionalista. Flor Pablo tiene 20 años en el sector. Cuando tuvo a su cargo la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana, que administra cerca del 40% de las escuelas públicas del país, logró traer orden donde parecía imposible. La nueva ministra conoce muy bien el Minedu y lo que sucede en las 25 direcciones regionales. No me quedan dudas de que, si recibe el apoyo del gobierno y del Congreso, su gestión traerá mejoras profundas en la educación de todos los peruanos.

Otra buena noticia es la designación de Ulla Holmquist en el Ministerio de Cultura. Llega bien acreditada por su excelente trabajo en el Museo Larco, el Museo Central del BCR y el Museo de Arte Precolombino. A la par, es positivo tener en el MIMP a una política a favor del enfoque de género como Gloria Montenegro, quien no ha tenido miedo de alzar la voz cuando era necesario.

Ir a portada