notitle
notitle

Fernando Maestre,Opina.21fmaestre@peru21.com

Cuando una mujer está bajo el efecto de la pasión, piensa que aquel hombre tiene que ser suyo y, por lo tanto, no importa su carácter, su genio o sus tendencias. Simplemente lo acepta. Pero ahí es donde empieza el problema. En efecto, un hombre con personalidad narcisista es alguien que se considera único, brillante, el más bello, grandioso, que todo lo sabe y que hasta tiene un toque celestial. Nunca le dicen a su pareja que la aman y si lo hacen es de esta manera: "te amo porque sé que tú me idolatras", en otras palabras solo amo a quien me adora. Debido a que vive pensando en él, en su belleza e inteligencia, no tiene tiempo para amar a nadie más. Debido a que en una relación con un miembro narciso no hay un intercambio de ideas, esto hace que el otro tenga que aceptar esta situación porque de lo contrario podría terminar abandonado. Los orígenes de esta personalidad vienen de la niñez, pues se trató de niños o niñas bellas y muy engreídas. Siempre tuvieron caprichos que toda la familia se los aplaudió. Por ello, reconócelo a tiempo, antes de que te involucres con uno que destrozará tu amor propio.