Se parece a Kirchner y Chávez
Se parece a Kirchner y Chávez

Humala nunca debió intervenir, su parcialización resucita viejos temores. Arroja un manto de sospecha sobre cualquier fallo judicial y hace temer una ley o decreto. Sus expresiones sobre la "concentración" de medios se parecen como dos gotas de agua a las que emplearon los Kirchner contra el grupo Clarín y Hugo Chávez contra Radio Caracas Televisión, antes de que esos gobiernos atentaran gravemente contra las libertades de empresa y de expresión. Quienes defendimos la candidatura de Humala tenemos la obligación de denunciar esta manipulación política que puede abrir las puertas a un atentado contra la libertad de expresión y de empresa en el Perú. En nuestro país hay un mercado en el que los consumidores deciden lo que leen o no leen. Valerse del argumento de la "concentración" para intimidar a los medios y, eventualmente, perjudicarlos, por la vía de una intervención política, es algo intolerable para cualquiera que tenga noción del velasquismo y de los años '90.