Papa Francisco cambió trono de oro vaticano

Sumo Pontífice quiere reforzar diálogo con el islam y mejorar las relaciones con China.

Buen gesto. Francisco dejó el trono de oro usado por Benedicto XVI. ¿La austeridad llegó al Vaticano? (AP)

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

CIUDAD DEL VATICANO (Agencias).– El papa Francisco sigue dando señales de austeridad y humildad. Ahora, en una visita de diplomáticos al Vaticano, el Sumo Pontífice apareció sentado en un sillón blanco y no en el trono de oro que solía utilizar su antecesor, Benedicto XVI.

El Papa argentino ha dado muestras de una sencillez poco común en la Santa Sede. En su primera semana en el cargo, ha saludado a los fieles sin su tradicional escolta de seguridad y se ha negado a cambiar sus viejos zapatos negros por los rojos que manda la tradición papal. Asimismo, el anillo del Pescador que ostenta es de plata y no de oro, como el que tenían sus antecesores.

DIÁLOGO CON EL ISLAMDe otro lado, Francisco anunció su intención de reforzar el diálogo de la Iglesia Católica con otras religiones, especialmente con el islam.

"No se puede tener un auténtico vínculo con Dios cuando se ignora a los demás", expresó el pontífice a los diplomáticos acreditados ante el Vaticano.

El Papa invitó a los diplomáticos de los 180 países representados ante la Santa Sede a que sigan, junto con él, los objetivos de la lucha contra la pobreza material y espiritual, la consecución de la paz y la construcción de puentes.

Francisco dijo, además, que la prioridad de la Iglesia Católica será mejorar las relaciones con China, donde hay millones de fieles clandestinos.

TENGA EN CUENTA

- China felicitó a Francisco por su elección, pero sostuvo que el establecimiento de relaciones formales depende de que el Vaticano corte sus vínculos diplomáticos con Taiwán.

Ir a portada