notitle
notitle

Santiago Pedraglio,Opina.21spedraglio@peru21.com

-Fujimori está mejor ubicada que el candidato del Apra, gracias a su perfil bajo y su sólido 20% de electores.

-García, mimado de la derecha empresarial y de los principales medios de comunicación, es hábil en la maniobra y rápido en las respuestas; sin embargo, tiene batallas pendientes en el Congreso. Además, deberá convencer a un buen grupo de electores de que no es el candidato de los empresarios, y simultáneamente, a otro grupo, de que sí lo es (¿con Roque Benavides en su plancha?).

¿Qué más hay?

-PPK, un García tecnocrático y al que, igual que a AG, le gusta ser candidato, con la diferencia de que no tiene que dar cuenta de ninguna gestión presidencial.

-Cesar Acuña, desde su base electoral en la costa norte, que pugnará por hacerse sitio en una derecha más bien tugurizada.

-Lourdes Flores, quien tendría un espacio si se distancia de la militancia de derecha de García y de Fujimori. Eso, claro, si decide participar y si está dispuesta a colocarse en el centro político.

-¿Ana Jara? por Gana Perú, con Nadine Heredia como cabeza en la lista parlamentaria por Lima.

¿Nada mejor en perspectiva?

-Acción Popular, Perú Posible y el Partido Humanista, fuerzas del centro político, aún tienen que decidir si van solos o en un frente. Sin embargo, su gran déficit es que no tienen candidato electoral, aunque podría ser alguien como Juan Sheput (difícil que Alejandro Toledo resurja).

-El Frente Amplio de Izquierda –con el membrete de Tierra y Libertad, si otras fuerzas no logran la inscripción legal– tiene tres decisiones pendientes: ¿mantiene su unidad?, ¿va en alianza con el centro político? y ¿opta por un candidato propio (Salomón Lerner) o por uno de unidad, junto con el bloque AP, PP y PH?