Vecinos afectados. Piden a la fábrica que asuma los daños. (Nancy Dueñas)
Vecinos afectados. Piden a la fábrica que asuma los daños. (Nancy Dueñas)

La explosión de un caldero en una fábrica textil –ubicada en una zona residencial de Miraflores– dejó ayer cuatro personas heridas, entre ellas trabajadores y vecinos. La onda expansiva causó daños materiales de consideración en ocho de los 16 departamentos de un edificio.

La emergencia ocurrió a las 8:45 de la mañana en el taller de confecciones Heltex (de las marcas Mae Alcott, Claudia Páez y Elle), situado en la avenida José Toribio Polo 358. Según las investigaciones, la detonación se debió al recalentamiento de un caldero.

El estallido, que se escuchó a varias cuadras de distancia, remeció las viviendas contiguas y ocasionó una intensa humareda. Los bomberos llegaron rápidamente para rescatar a los heridos y trasladarlos al hospital Casimiro Ulloa.

PELIGRO LATENTELos vecinos más afectados fueron los del edificio ubicado en la avenida Mendiburu 359, a espaldas de la fábrica, donde habitan 16 familias. Pero fue el departamento 105 el que se llevó la peor parte.

"Fue horrible. Por un momento pensé que todo se venía abajo. El ruido fue ensordecedor. Parecía un terremoto acompañado de una lluvia de vidrios", contó visiblemente nerviosa Irene del Águila Tello, quien reside ahí.

Los vecinos le pidieron a la Municipalidad de Miraflores el cierre inmediato y definitivo de la fábrica porque representa un peligro latente para ellos debido a que está situada en una zona residencial.

DATOS

- La Municipalidad de Miraflores clausuró temporalmente la fábrica porque no cumplía con las normas de Defensa Civil.

- La empresa Heltex, a través de un comunicado, sostuvo que cuenta con todos los permisos y las licencias correspondientes para la actividad que realiza.