(Internet)
(Internet)

En un capítulo de la serie televisiva Seinfeld, George habla con Jerry sobre un delicado tema sexual que se presentó en su más reciente y complicada relación amorosa. De pronto aparece Elaine y llega a escuchar la última frase de George.

– ¿Quién está fingiendo? –pregunta ella.– Nada –responde George.– ¿Fingiendo qué?– Nadie está fingiendo.– ¡Oh! ¿Orgasmos?– ¡Ella no está fingiendo!– ¿Cómo sabes?

¿Por qué las mujeres fingen orgasmos? se preguntan los hombres. De hecho, la cuestión va más allá de la curiosidad porque ese despliegue de acalorado histrionismo sobre la cama suele ser, más bien, desconcertante y desalentador cuando descubren que todo era una performance teatral. Claro, en el momento lo disfrutan, creen que son unos genios sexuales, pero, al enterarse de que solo se trataba de una actuación, se sienten estafados. Es como si se enteraran de que el iPhone que compraron en la Cachina por un sencillo es solo una cáscara de plástico rellena con papel o que Max Barrios tiene 25 años y es ecuatoriano. El mismo Jerry Seinfeld se siente así cuando Elaine –su ex– le cuenta que ella fingió todos los orgasmos que (no) tuvo con él.

– ¿Toda la cosa, toda la producción, fue una actuación? –pregunta Jerry.– Nada mal, ¿no? –replica Elaine.– ¿Y las respiraciones, los jadeos, los gemidos, los gritos?– Fingido, fingido, fingido, fingido…– ¿Cuántas veces lo hiciste?– Todo el tiempo.

¿Por qué las mujeres fingen orgasmos? Hay varios motivos. Según un estudio publicado en Archives of Sexual Behavior, las mujeres fingen para potenciar el ego de su pareja e incrementar la intensidad del encuentro sexual. Dicho en otras palabras, fingir es la espinaca que ellos necesitan para sentirse unos poderosos sementales, lo cual hace que el coito sea más emocionante. Otra razón: fingir es un mecanismo de defensa que las protege de ser abandonadas o engañadas. La lógica parece ser esta: "Si el hombre se siente a gusto conmigo y sabe que me está haciendo feliz, no tiene por qué sacar los pies del plato". La investigación mencionada anteriormente señala que las mujeres que más fingen son aquellas que se sienten amenazadas por una posible infidelidad de su pareja.

En un artículo de la revista Self, el sexólogo Ian Kerner afirma que las mujeres también fingen porque quieren terminar de una vez una sesión amorosa que no es placentera o porque, simplemente, les gusta actuar. Sin embargo, considera que, sea cual sea el caso, fingir un orgasmo no es positivo para la relación ya que, si una mujer está con un hombre con el que se ve obligada a fingir, "probablemente sea el hombre incorrecto para ella". ¿Usted qué opina?

TENGA EN CUENTA

- Según un estudio de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), el 85% de hombres declaró que su pareja había experimentado un orgasmo la última vez que tuvieron sexo. Sin embargo, solo el 64% de las mujeres encuestadas respondió que había alcanzado un orgasmo. ¿Eso quiere decir que un 21% de ellas fingió?