HONG KONG. Fiesta por todo lo alto en esta ciudad comercial de China. (AP)
HONG KONG. Fiesta por todo lo alto en esta ciudad comercial de China. (AP)

Con espectaculares fuegos artificiales y al ritmo del baile del caballo en muchos lugares, el mundo recibió el 2013 con la esperanza de que sea un mejor año tanto en lo económico como en seguridad y salubridad.

Los festejos más impresionantes fueron en Sídney, donde más de 1.5 millones de personas vieron a la cantante australiana Kylie Minogue apretar el botón que pusieron en marcha los tradicionales fuegos artificiales que surcaron el cielo de la bahía, iluminando su famosa ópera con forma de velas marinas. En Europa, las celebraciones más vistosas se dieron en Rusia, con fuegos artificiales en la Plaza Roja de Moscú y sobre el Támesis en Londres.

Pero no todo fue felicidad. En Venezuela dejaron los festejos para rezar por la salud de su presidente Hugo Chávez operado por cuarta vez de cáncer en La Habana, mientras que en Siria, la guerra civil también obligó a suspender las celebraciones por respeto a los 45 mil muertos en 21 meses de conflicto.

Las celebraciones fueron más modestas que de costumbre en el sur de Filipinas, tras el paso del tifón Bopha que causó más de mil muertos; mientras que en la India, el Ejército anuló todos los desfiles de Año Nuevo debido a la conmoción que provocó la violación colectiva y posterior muerte de una estudiante de 23 años, último ejemplo de la violencia que sufren las mujeres en ese país.

DATO

- Un millón de personas se reunieron en la plaza Times Square de Nueva York para recibir el 2013 y ver la pelota de 2,688 cristales y 32,000 luces de colores.