notitle
notitle

Aldo Mariátegui,Ensayos impopulares– Ayer el muy influyente analista liberal Andrés Oppenheimer escribió en el Miami Herald sobre la candidatura de DGS a la OEA. Transcribo párrafos para que vean cuánta razón tenemos los que nos oponemos a ella: "Varios líderes de importantes organizaciones de DDHH están especialmente preocupados por las candidaturas de García Sayán y Almagro, quienes (…) están cortejando los votos de Venezuela y sus aliados regionales del bloque ALBA. José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, escribió en diciembre, en el diario español El País, que el voto de García Sayán como presidente de la CorteIDH en un caso clave relacionado con la sentencia contra un periodista argentino representó "un gravísimo retroceso" (…). La corte presidida por García Sayán apoyó el dictamen de un juez argentino que afirmaba que Pablo Mémoli, editor de un pequeño diario en la provincia de Buenos Aires, había supuestamente difamado a varias personas. El tribunal presidido por García Sayán también votó en contra del prominente exiliado político venezolano Allan Brewer Carías (…). Santiago Canton, director del Centro Robert F. Kennedy para la Justicia y los DDHH, dice que la CorteIDH presidida por García Sayán "marcó un claro retroceso en la defensa de la libertad de expresión y el derecho al debido proceso". ¡Canton y Vivanco! ¡Ni la caviarada externa le quiere!

– Mis condolencias a la familia Zileri. Enrique fue un titán de nuestra prensa. Su enconada resistencia a la dictadura de Velasco y al montesinismo fue magnífica. Como escribió Palma cuando se enteró de la muerte de Piérola: "Desde mi ventana he visto como se ocultó el sol".