SE FUE. Leopoldo Castillo conducía espacio desde hace 12 años. (Reuters)
SE FUE. Leopoldo Castillo conducía espacio desde hace 12 años. (Reuters)

CARACAS (Agencias).– La noche del viernes, el destacado periodista venezolano Leopoldo Castillo despidió sorpresivamente su programa Aló, ciudadano, último espacio crítico al Gobierno que mantenía al aire la cadena televisiva Globovisión, la cual fue vendida a un grupo económico vinculado al chavismo.

En su triste despedida, Castillo no aclaró si también renunciaba a la directiva del canal, de la que formó parte desde que Guillermo Zuloaga le vendió la estación a Juan Domingo Cordero, en junio del año en curso.

A través de un comunicado, Globovisión aseguró que seguirá siendo un espacio "imparcial" tras el retiro de Aló, ciudadano, que por 12 años fue uno de los programas más críticos al régimen.

En la nota de prensa leída en el noticiero estelar, la junta directiva de Globovisión expresó "su firme decisión de continuar siendo una plataforma para la difusión de las más variadas ideas y opiniones, con respeto y tolerancia".

REPENTINO GIROGlobovisión –que se caracterizó por sus duras críticas al gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez y por ser una ventana de la oposición– anunció un giro hacia el "centro" en su política editorial luego de su venta a un grupo de inversionistas de los sectores bursátil y de seguros.

Asimismo, el medio de comunicación le hizo un reconocimiento a Castillo, quien resaltó las virtudes de su espacio como un "medio de combate contra los abusos de poder".

Tras la renuncia del citado periodista se multiplicaron los mensajes de solidaridad hacia él en las redes sociales. Para los cerca de 500 trabajadores del medio, Leopoldo Castillo era visto como la garantía de una transición sin altibajos.

LA NUEVA SEÑALGlobovisión, que en 2015 debe renovar su concesión, pertenecía a la familia Zuloaga, decidida opositora del chavismo y que acumuló sanciones y demandas por su programación.

Opositores al Gobierno han indicado que los nuevos propietarios del canal están ligados a altas figuras del poder, lo que habría llevado a hacer los cambios editoriales.

TENGA EN CUENTA

- Tras su venta, Globovisión ha dejado de transmitir en directo las intervenciones del líder de la oposición, Henrique Capriles, quien ha tenido que crear un espacio propio a través de Internet.

- Además, la televisora ha invitado a altas figuras del chavismo a sus pantallas, lo que no se había visto en más de una década.