AMIGO DE TODOS. El Parlamento debe indagar hasta dónde llegan las conexiones ocultas del exoperador montesinista. (USI)
AMIGO DE TODOS. El Parlamento debe indagar hasta dónde llegan las conexiones ocultas del exoperador montesinista. (USI)

Las legisladoras Marisol Pérez Tello (PPC) y Lourdes Alcorta (UR), así como el dirigente de Perú Posible Juan Sheput, manifestaron que el Gobierno pretende evitar que el Congreso investigue el caso López Meneses y por eso pretendería bloquear la creación de una comisión especial o desviar la indagación hacia otras gestiones presidenciales.

Pérez Tello consideró que el partido oficialista solo se ha quedado en las palabras respecto a su proclamada lucha contra la corrupción.

"Ellos (Gana Perú) están usando argucias legales como suspender (la sesión y no dejar que se cierre la agenda del Pleno y entren mociones nuevas). Ese juego y manejo del presidente (del Parlamento) no le hace bien al Congreso. No quieren investigar", indicó en Canal N.

Agregó que "lo que ellos (los del oficialismo) pretenden es hacer campaña. Yo puedo tener una crítica sostenida al aprismo y al fujimorismo, pero este tema en particular es atribuido al Gobierno de turno con hechos del momento".

En tal sentido, Alcorta opinó que es una insensatez la propuesta oficialista de que la investigación del tema López Meneses comprenda desde los inicios de la década de 1990, es decir, el primer régimen de Alberto Fujimori.

"(En el Gobierno) están bloqueando la investigación. La lucha contra la corrupción no existe. Sucedió un hecho muy peligroso que daña las entrañas de la democracia. El Ejecutivo no se puede sacudir tan fácilmente (del caso), se comprometió a través del premier (Villanueva) a investigar y el Congreso también debe hacerlo", aseveró.

PREGUNTA CLAVEPor su parte, Juan Sheput, secretario nacional de Política de Perú Posible, sostuvo que la reciente difusión de audios del exoperador montesinista Óscar López Meneses –que lo vincularían al aprismo y al fujimorismo– responde a una estrategia oficialista que busca desviar la atención y, de esa manera, evitar que el tema sobre las conexiones con el actual régimen gubernamental se investigue a profundidad.

"Son audios que ya salieron en el 2006 y en su momento indicaron que había una relación, y los políticos lo declararon. Creo que eso es para desviar la atención. Ese es el estilo de la década de 1990: le echo agua al caldo para distraer del problema concreto, que es el de hoy", anotó en Ideeleradio.

Añadió que "acá el asunto que hay que decir y preguntar con todas sus palabras es: ¿qué había en esas dos casas que se resguardaban? Una de las viviendas, la del padre de López Meneses, está a cinco cuadras de la casa del presidente y este pasaba por ahí todos los días. ¿Y no se preguntaba el presidente qué hace ese portatropas todos los días?".

En tal sentido, Sheput acotó que sería muy grave que se descubriese la existencia de un sistema paralelo de inteligencia que tuviera el objetivo de destruir honras de políticos, hipótesis que sostiene también el exministro del Interior Fernando Rospigliosi.

Asimismo, el dirigente 'chakano' se refirió al saliente asesor presidencial Adrián Villafuerte.

"Villafuerte renunció y eso qué importa, que lo renuncien eso no importa nada ahora, pues Montesinos no necesitó un contrato CAS. El poder paralelo no exige un contrato de por medio, ese es otro error en el lenguaje político", enfatizó.

REACCIÓN OFICIALISTAMientras tanto, el mandatario Ollanta Humala rechazó que otros grupos políticos traten de "pasarle sus pasivos" al partido oficialista.

"Nosotros no tenemos ningún problema ni temor de que se investigue. Acuérdense cómo nace la mafia de Montesinos, esto se debe a una década que nos debe avergonzar a todos los peruanos. El Partido Nacionalista nace de una insurgencia militar para luchar contra esa mafia y gobierno corrupto", acotó.

En ese sentido, el Consejo Directivo del Congreso se reunirá hoy para aprobar la convocatoria a un pleno extraordinario para el viernes próximo, en el cual se debatirá la formación de la comisión investigadora sobre este caso.

El titular del Legislativo, Fredy Otárola, declaró que "nos interesa que se sepa la verdad. Se tiene que investigar, caiga quien caiga".

En tanto, la parlamentaria oficialista Ana Solórzano indicó que su bancada insistirá en que la indagación también incluya a los gobiernos de Fujimori y de Alan García.