notitle
notitle

Élmer Cuba,Al.Mercado@elmercuba en Twitter

La aprobación del presidente de la República entre los asistentes de la CADE fue de 48% y la del ministro de Economía y Finanzas, de 95%. Mientras que para la opinión pública nacional las encuestas muestran cifras de aprobación de 27% y 22%, respectivamente. ¿Qué podría estar explicando estos resultados? Primero, que los gerentes y empresarios consideran que el Ministerio de Economía y Finanzas es un guardián de la estabilidad económica, pero no confían todavía totalmente en la presidencia, en lo que se refiere a economía y política. Para la opinión pública, en cambio, el ministerio es percibido como alejado de los problemas cotidianos de la gente y como el "culpable" de que el bienestar no mejore más rápido. La aprobación presidencial se ha derrumbado por diversas razones, entre ellas, los errores y debilidades propias de nuestra precaria institucionalidad política. Tampoco se perciben mejoras sustanciales en los servicios públicos.