Módulos Temas Día

Opiniones sí, banalización no

Cataluña

Cientos de personas protestan contra la represión policial tras el referéndum del último domingo (www.elperiodico.com).

Cientos de personas protestan contra la represión policial tras el referéndum del último domingo (EFE).

www.elperiodico.com

Ariel Segal
Ariel Segal

Muchos opinan, con todo derecho, sobre el complejo conflicto de Cataluña. Hay quienes con todo tipo de argumentos –históricos, económicos, políticos, etc.– nos explican que la dirigencia catalana tenía derecho a proclamar la independencia (justificando la manera ilegal como convocaron el referéndum del 1 de octubre) y quienes afirman, también con razonamiento impecable, que Cataluña no tiene derecho a ser un estado. Pero los primeros tratan de convencernos de que su nacionalismo es producto de un adoctrinamiento ideológico; sin embargo, podría ser oportunismo para ocultar algo tan terrenal como la corrupción de algunos de los líderes que lo propician.

El País Semanal publicó el 22/10/17 un lúcido artículo del escritor Javier Marías titulado “Las Palabras Ofendidas”, en el cual expresa cómo demagogos catalanes han ofendido a millones de personas a través de la banalización de palabras, sosteniendo que sus coterráneos viven “oprimidos”, “ocupados” y “humillados” por “fascistas”. La gran ofensa, dice Marías, es “contra todos los españoles que vivimos y padecimos el franquismo, bajo el cual no había partidos políticos ni libertad de expresión alguna...”.

“Es una ofensa contra las poblaciones de Iraq y Siria que están o han estado bajo el dominio del Daesh (ISIS), eso sí es opresión y humillación sin cuento (…) Contra los cubanos, que no han podido votar nada desde hace seis decenios; contra los chilenos y argentinos de sus respectivas dictaduras militares, cuando a la gente ‘se la desaparecía y torturaba’ (...). En cuanto a la ‘represión salvaje’ (del referéndum), no sé qué adjetivo podrían encontrar entonces para las cargas de los grises en la dictadura, que muchos todavía hemos conocido. En ellas, y en otras incontables a lo ancho del globo, sí que se hacía y se hace daño, en Venezuela hoy sin ir más lejos”.

Tags Relacionados:

Ariel Segal

Leer comentarios ()