(Foto: Alessandro Currarino / GEC)
(Foto: Alessandro Currarino / GEC)

La llegada de la pandemia interrumpió servicios esenciales en nuestro país y el mundo. Esto puso en evidencia falencias de nuestro sistema de salud y grandes desafíos que debemos superar los próximos años.

El nuevo gobierno anunció como una de sus prioridades fortalecer el sector Salud para afrontar la crisis sanitaria y mejorar la atención para todos los peruanos. En esta perspectiva, mencionamos puntos clave donde debemos tomar acción de forma inmediata.

Uno de ellos es brindar servicios de salud con transparencia en sus procesos, altos estándares de calidad con el paciente al centro de cualquier decisión, considerando la cobertura universal y el acceso oportuno a tratamientos de seguridad y eficacia comprobada. Esto contribuirá a la productividad y competitividad del país.

Otra de las grandes consecuencias de esta pandemia es la brecha en las metas del Esquema Regular de Vacunación, que tiene como objetivo proteger a la población contra enfermedades infecciosas. De acuerdo con el Minsa, hasta antes de la pandemia el Perú mantenía coberturas superiores al 90%, pero el confinamiento obligatorio, el miedo al contagio y la prioridad que se dio a la atención de los casos de COVID-19 evitaron la continuidad de estas campañas.

El nuevo gobierno también debe tener como prioridad la Ley de Cáncer, cuyo objetivo es garantizar la cobertura universal, gratuita y prioritaria de los servicios de salud para todos los pacientes oncológicos. El Fondo para el Tratamiento de Enfermedades de Alto Costo, que podría mejorar el financiamiento de las enfermedades de alta complejidad; la incorporación de herramientas como la telemedicina, para llegar a más peruanos; y la receta e historia clínica electrónica, que permitirían importantes avances en interoperabilidad y compartir datos relevantes de cada paciente, son pasos necesarios que debemos consolidar en una profunda reforma del sistema de salud pública en el país.

El cierre de las brechas que existen frente a otros países miembros de la OECD en el acceso a medicamentos innovadores para beneficio de los peruanos es importante. Debemos acelerar los tiempos de evaluación para otorgar registros sanitarios, reforzando las capacidades de las agencias de evaluación de tecnología sanitaria, incluyendo toma de decisiones multicriterio e incorporando modernos mecanismos de compra que permitan a los peruanos acceder a medicamentos que, en algunos casos, llevan décadas siendo usados en países vecinos, pero aún no llegan al Perú. Importante es también la necesidad de fortalecer la Digemid como un organismo público descentralizado, autónomo, y modernización.

Hemos tenido que vivir el COVID-19 para confrontar las carencias del sector salud y la necesidad de priorizarlas. Esto nos exige construir un futuro real y tangible para todos los peruanos que sueñan con una salud de calidad.


ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

José Luis Pérez Guadalupe sobre la guardia de Guido Bellido: ”Se quiere deslegitimar las instituciones del Estado”
José Luis Pérez Guadalupe sobre la guardia de Guido Bellido: ”Se quiere deslegitimar las instituciones del Estado”