Foto: GEC
Foto: GEC

Aquellos que salimos a marchar por la democracia, en contra de la pseudo presidencia de Merino, tenemos mucho por hacer durante este nuevo gobierno. Los que hubieran querido salir y no pudieron, también.

Ambos candidatos a la presidencia y muchos congresistas electos son conservadores respecto a las libertades humanas, como el derecho a un matrimonio igualitario, el derecho de tener un DNI  que represente la identidad de las personas trans, el enfoque de género en la educación, entre otros.

El Perú no puede seguir atrasado en estos temas básicos de derechos individuales. Las nuevas generaciones no pueden seguir creciendo con los prejuicios de las anteriores. Quienes pensamos así, tenemos que hacernos oír.

MIRA: Los reportajes con segunda derivada

Los dos candidatos que han pasado a segunda vuelta, con el 19% y el 13%, ambos están en una situación difícil porque no tienen mucho apoyo ni del nuevo Congreso ni de la población. Tendrán que escucharnos para poder tener gobiernos genuinos.

Y los congresistas no están en mejor situación. Solo cerca del 30% de la población ha votado por ellos poniendo el número de la persona que escogieron; cómo podemos pedir que nos representen si ni siquiera nos damos el trabajo de averiguar y escoger la persona que mejor lo puede hacer.

El Perú no es de lo gobernantes, es de los peruanos. Pero no vale solo quejarse. Hay que trabajar por los cambios que queremos y para darle un país con futuro, tanto en desarrollo económico como social, a los que hoy son jóvenes y niños, y a los de mañana también.

Si estos niños nos escuchan decir que la corrupción y la cultura de Pepe el vivo reinan el país y que siempre lo hará; que aquellos que nacen en situaciones más acomodadas económicamente tienen más derechos; que quienes son parte de minorías tienen menos derechos, el país no va a madurar. Y tiene doscientos años, así que ya le toca. Ya nos toca.

Lea mañana a: Álvaro Henzler

VIDEO RECOMENDADO

Elecciones 2021: Arranca la segunda vuelta
Elecciones 2021: Arranca la segunda vuelta