(Foto: @photo.gec)
(Foto: @photo.gec)

Queremos salir de una situación límite, que puso a prueba nuestro sistema democrático y demostró su fragilidad. La salida debe darse desde la Constitución, para que sea legal y con un amplio respaldo de la mayoría, para que sea legítima.

En algunas cosas existen consensos, que la crisis actual es de gobierno, pero también del sistema político y son consecuencia de un sistema de partidos que perdió capacidad de representar y enfrentar la desigualdad; de intereses, crimen organizado y narcotráfico infiltrados en política, de impunidad y corrupción. También es cierto que el país está polarizado por dos minorías y un centro mayoritario harto de la polarización y sus consecuencias.

A pocos días de la presencia de la OEA con un grupo de cancilleres de países con tantos problemas como el nuestro, hay que decir las cosas con claridad y respeto. Vamos a salir de esta crisis en democracia y respetando el Estado de derecho; la realidad es que el presidente es incapaz moral y técnicamente, un profesor que no puede enseñar nada ni dar ejemplo porque plagió su tesis para ascender y está presuntamente vinculado a corrupción en y desde el poder.

¿Como salimos legal y legítimamente de esta situación? Adelantar elecciones es la salida sumada a la vacancia del presidente y la sanción y separación de la vicepresidenta.

MIRA: [Opinión] Marisol Pérez Tello: Con paso firme

Los invito a revisar la base legal, artículo 206 de la Constitución: se necesitan 66 votos en el Congreso para ir a un referéndum. Consultarle al país legitima cualquier decisión.

¿Queremos adelantar elecciones generales?, ¿renovamos el Congreso por mitades? ¿Para ser presidente no debes haber sido condenado por delitos graves? ¿Podemos investigar un presidente con denuncias por corrupción y delitos graves en ejercicio?

Cuidado con el miedo y la desinformación. Miedo a que un referéndum aliente una constituyente, cuando tengan 66 votos la plantearán con o sin referéndum previo, no lo han hecho porque no tienen 66 votos. Miedo a que se lleve el nuevo proceso electoral con este presidente, se pueden mejorar las reglas y transparentar el proceso y este presidente debería ser vacado antes y la vicepresidenta inhabilitada, ambos procedimientos legales en curso.

Con un adelanto, la polarización se canalizará en las elecciones y no en las calles con un costo en vidas y trabajo que no deberíamos estar dispuestos a pagar.

Se trata de tener los votos y el respaldo de los ciudadanos. No podemos actuar irresponsablemente empujando salidas forzadas porque legal no es sinónimo de legítimo y la esperanza solo se construye si nadie sobra y construimos este camino juntos.

VIDEO RECOMENDADO

Gobierno de Pedro Castillo retrocede y ya no sacará a Óscar Arriola de la Dircote