"Entender la psicología detrás de términos como precio, ahorro, promociones y oportunidad es esencial para aquellos que buscan no solo captar la atención del consumidor, sino también desencadenar la decisión de compra en un mercado cada vez más selectivo y consciente de su presupuesto". (Foto: serccom)
"Entender la psicología detrás de términos como precio, ahorro, promociones y oportunidad es esencial para aquellos que buscan no solo captar la atención del consumidor, sino también desencadenar la decisión de compra en un mercado cada vez más selectivo y consciente de su presupuesto". (Foto: serccom)

En un escenario económico marcado por la incertidumbre y la cautela en los gastos, el poder de las palabras en el mundo del y las ventas se convierte en un factor determinante para atraer y conquistar a los compradores. Ahora que estamos en la campaña escolar, y pronto en la del Día de la Madre y las siguientes a lo largo del año, es esencial descifrar las palabras y frases que ejercen un poder magnético sobre el consumidor, desencadenando así el decisivo acto de compra.

La primera categoría que emerge como protagonista en la mente del consumidor es la del precio. Términos como “buen precio”, “precios bajos”, “los mejores precios” y la seductora expresión “preciazos” actúan como faros que guían al comprador en busca de la oferta más atractiva. En un contexto donde el bolsillo del público se vuelve más selectivo, estas frases no solo comunican un valor monetario, sino que también generan una conexión emocional basada en la percepción de una inversión inteligente. Cabe mencionar que la mayoría de los peruanos son sensibles al precio como variable clave para elegir o no una marca. Como dato, un 78% de los peruanos declaró haber cambiado alguna marca por su precio, según un reciente estudio de Ipsos.

En el ámbito del ahorro, la mera mención de la palabra “ahorro” despierta el interés de las personas. Combinaciones como “grandes ahorros”, “ahorre más” o “ahorro garantizado” funcionan como señales inequívocas de beneficio financiero, estableciendo una conexión directa con la mentalidad ahorrativa del comprador. Las promociones, por su parte, despliegan su poder persuasivo con expresiones como “mejores ofertas”, “ofertas increíbles”, “superofertas” y la atrayente propuesta de “te devolvemos un %” al finalizar la transacción”. Estas frases no solo resaltan el componente económico, sino que también infunden un sentido de exclusividad, incentivando al consumidor a aprovechar una oportunidad única.

Sin embargo, la joya de la corona en este análisis son las que sugieren oportunidad. Conceptos como “liquidación”, “ahora o nunca” y la estrategia de “compra hoy y paga mañana” encierran una promesa de exclusividad temporal, creando un ambiente de urgencia que estimula la acción inmediata.

En resumen, en un escenario económico desafiante, las palabras y frases comerciales se convierten en herramientas estratégicas cruciales. Entender la psicología detrás de términos como precio, ahorro, promociones y oportunidad es esencial para aquellos que buscan no solo captar la atención del consumidor, sino también desencadenar la decisión de compra en un mercado cada vez más selectivo y consciente de su presupuesto.

VIDEO RECOMENDADO

Ricardo Herrera: "Los pedidos estratosféricos de los sindicatos pueden originar un conflicto"

TAGS RELACIONADOS