“En sus desvelos por la educación, una mayoría del Cangrezoo, opositores políticos e ideológicos de todos los colores: Ejecutivo-Legislativo, (...) ‘niños’ y mayorcitos, aprueba ‘mejorar’ a la Sunedu”. (Foto: RENZO SALAZAR/Grupo El Comercio)
“En sus desvelos por la educación, una mayoría del Cangrezoo, opositores políticos e ideológicos de todos los colores: Ejecutivo-Legislativo, (...) ‘niños’ y mayorcitos, aprueba ‘mejorar’ a la Sunedu”. (Foto: RENZO SALAZAR/Grupo El Comercio)

Autoridades y aspirantes apalean al pueblo. Otra semana con mayores dosis de venenoso sancocho de combi, populismo, todo vale, complicidad y repartija; sazonado con falta de respeto e insulto a la inteligencia de 33 millones de peruanos.

Algunas perlas. El presidente profesor y su señora esposa. Fiscalía de la Nación dispone investigarlos por su tesis de maestría en la universidad con cuatro veces más tesis reconocidas que la centenaria PUCP. Tan increíble éxito en la producción de conocimiento debe ser estudiado.

En sus desvelos por la educación, una mayoría del Cangrezoo, opositores políticos e ideológicos de todos los colores: Ejecutivo-Legislativo, mutantes, caseritos, ‘niños’ y mayorcitos, aprueba “mejorar” a la Sunedu. Para profesores, estudiantes, académicos e instituciones es renovar la legalización de la estafa a centenares de miles de jóvenes y familiares sacrificados por un legítimo anhelo. De paso, eliminan del currículo escolar la educación sexual integral y el enfoque de género. Obvio. Como en el Perú no hay feminicidios ni maltratos, y menos violaciones a menores en entornos domésticos, son innecesarios e inconvenientes.

Generosos con el dinero ajeno aprueban, otra vez, que los trabajadores retiren sus fondos propios reservados para necesidades básicas en el retiro. Se gastarán en breve. Pero a ningún votante le importa de qué vivirán sus “beneficiados” sin recibir un centavo. Propuesta. Que les pidan a ellos. Ya saben quiénes son.

Pronto la crisis mundial, multiplicada por la agresión de Putin a Ucrania, golpeará brutalmente a países como el nuestro. Quizá las autoridades deban prender la TV para enterarse. Casi exánime, pero no lejos de su primer añito, el Gobierno del pueblo debe precisar a cuál se refiere. Si se tratara del peruano debe anotar que su anhelo es que se vaya. Y también que no olvide llevarse al Cangrezoo, gobernadores, alcaldes y prefectos; y de postre, a los candidatos.

En el lado “positivo” se archiva un proyecto de ley para un referéndum que convoque una Asamblea Constituyente con miembros preseleccionados. No, existe, pero podría existir porque en nuestro país todo es posible. Problema. Cada día más, lo imposible parece altamente probable. ¿Cómo puede tener paz y alguna tranquilidad un pueblo sin certeza de si este año votará una vez, o dos, o ninguna? ¿Dónde los candidatos ofrecen suprimir instituciones que intentan ordenar algo el caos; en tanto que los ya elegidos no pasan un día sin colocar en casi todas a más y más incompetentes, ignorantes, deshonestos, prontuariados o que, por ideología, se empeñan en destruirlas? Y ya viene el Plan B. Amárrense.

Nos gobierna la “Kakistocracia”, el gobierno de los peores, haciendo lo que mejor hace: lo peor. Y hoy, con las naturales muy respetables excepciones, preocupados del probable desalojo anticipado dan la impresión de que sólo unidos podrán salvarlos. Es la unidad de los peores en el objetivo supremo de evitar que el pueblo se harte de pagarles, para que además se le obligue a costear su voracidad presupuestívora, probada por millares de denuncias, investigaciones, procesos y condenas. ¿O no es así? Decida usted, lector.

TAGS RELACIONADOS