“Para evitar regresar a limitaciones de circulación de ciertas actividades o restricción de aforos, si empieza un rebrote o enfrentamos una tercera ola, debemos actuar con celeridad en el proceso de vacunación”. FOTOS: EDUARDO CAVERO
“Para evitar regresar a limitaciones de circulación de ciertas actividades o restricción de aforos, si empieza un rebrote o enfrentamos una tercera ola, debemos actuar con celeridad en el proceso de vacunación”. FOTOS: EDUARDO CAVERO

Lo que ocurre en Europa con respecto al incremento de contagios por COVID-19 es una señal de alerta. El virus está para quedarse y una vacunación de 70% de la población no garantiza inmunidad de rebaño, como estamos viendo en varios países. Europa reportó en la última semana un aumento del 5% de muertes por COVID-19, mientras que en el resto de continentes el número de decesos se mantuvo estable o disminuyó. Hay preocupación en muchos países, particularmente en Europa, donde están volviendo a cuarentenas, restricciones y se retoma la discusión sobre la necesidad de limitar las libertades individuales a los que optan por no vacunarse. Austria y Alemania mostraron un fuerte aumento en contagios.

El cambio de la condición de pandemia a enfermedad endémica no se vislumbra en el corto plazo y futuros rebrotes o incluso olas no pueden descartarse, como lo evidencian muchos países. En el Perú, en la actualidad nos sobran las vacunas y no flexibilizamos su aplicación a pesar de que muchos vacunatorios están vacíos. Hay muchas historias de personas que se han acercado a vacunarse y les han respondido que nos los pueden vacunar porque no les corresponde todavía o les toca en otro lado, desaprovechando la oportunidad de avanzar en el proceso.

Nos informan que hay como 3 millones de personas que no han regresado a ponerse la segunda dosis, ya sea por dejadez o ignorancia. ¿Cómo convencerlos de que se la pongan? Un camino es el que han empezado a implementar y que consiste en limitar el acceso a lugares de trabajo, comercios y otros establecimientos, pero ya empezaron las quejas. Otro consiste en nuevas campañas de información que comuniquen los riesgos de no vacunarse y apelen a la solidaridad y al civismo.

Asimismo, debemos acelerar la vacunación de niños y adolescentes para asegurar el retorno presencial a las escuelas en marzo y evitar otro año perdido para los alumnos. Es importante adquirir la vacuna Pfizer para los pequeños, ya aprobada en EE.UU. Debemos aprovechar para adquirirlas lo antes posible, ahora que es más fácil hacerlo porque pocos países han aprobado su uso.

En conclusión, no se puede descartar un nuevo rebrote o incluso una tercera ola, particularmente ahora que se vienen las fiestas de fin de año y el verano, donde muchos se relajan. Para evitar regresar a limitaciones de circulación de ciertas actividades o restricción de aforos, si empieza un rebrote o enfrentamos una tercera ola, debemos actuar con celeridad en el proceso de vacunación, lo que implica mayor flexibilidad para su aplicación y mejorar las campañas de comunicación.

TAGS RELACIONADOS