[Opinión] Aldo Mariátegui: ¿Qué dirán ahora los rojos de Cuba?
[Opinión] Aldo Mariátegui: ¿Qué dirán ahora los rojos de Cuba?

-Paradojas de la vida: mientras Cuba se está rebelando contra más de 50 años de un asfixiante comunismo otrora dinástico, medio Perú votó por ponerse el yugo rojo, bajo un iletrado que seguramente abusa del sombrero para tapar las orejas de burro. Todos esos votantes de Castillo y del lapicito son realmente incalificables. Más tontos –seré hoy educado en el adjetivo– no pueden ser. ¿Y qué dirán ahora los rojos de Cuba?

-Que Mario Vargas Llosa (acompañado por Daniel Córdova) haya cuestionado las recientes elecciones peruanas y la imparcialidad de Sagasti frente a personajes tan influyentes como el popular alcalde de Madrid Almeyda (PP), los presidentes Lasso, Duque, Piñera y Lacalle e intelectuales como Krauze (México) y Sergio Ramírez (Nicaragua) no es poca cosa. Me imagino que a mi caviarín amigo Raúl Tola, que participó también como director de la Cátedra Vargas Llosa, no le debe haber hecho mucha gracia esa postura de su empleador. Vargas Llosa no solo debería hablar en un foro de élite sino también acudir a entrevistas en medios masivos, como la TV, la radio y los diarios española (es que tiene pánico a que le terminen preguntando por la Preysler). Y debería también atender el mundo anglo: Fox, WSJ y algún senador republicano gringo-latino de peso (Rubio, Menéndez). Lo gracioso es que Vargas Llosa hoy es un villano para los caviares. Así son: solo les gustan los que les siguen la cuerda. Y estimada Patty del Río, no vas a comparar donaciones de ricachones (llamarles “los grandes inversionistas corruptos de este país” es un exceso) a un partido y a alguien que no ha sido funcionaria pública con una mafia de funcionarios públicos que traficaba con brevetes para sus bolsillos y para el partido. Sindéresis, por favor, sindéresis.

-Un gran favorito local pierde en el Maracaná y el otro en Wembley. ¡Esa es la magia del fútbol!

TAGS RELACIONADOS