Mónica Delta: Silencio “a gritos”

“Los voceros de Fuerza Popular saben cómo ‘silenciar’ al rebelde benjamín”.

Kenji Fujimori

Kenji Fujimori recibió una ola de críticas en Twitter por su ‘protesta’ en el Congreso

Kenji Fujimori recibió una ola de críticas en Twitter por su ‘protesta’ en el Congreso

Kenji Fujimori recibió una ola de críticas en Twitter por su ‘protesta’ en el Congreso

Mónica Delta
Mónica Delta

Un nuevo capítulo de la novela “Fujimori” se estrenó esta semana. El antecedente fue la gutapercha negra que el menor de los hermanos Fujimori se colocó en la boca como señal de protesta por “la mordaza” de la llamada “ley antitránsfuga” que se debatía. Los episodios siguientes fueron ampliamente difundidos: el voto singular a favor de la confianza de Zavala y su tour palaciego “recordando viejos tiempos” de la mano de Kuczynski durante la juramentación de ‘Mechita’, incluyendo un cariñoso beso con la saliente Marisol Pérez Tello, quien había mostrado su desacuerdo ante un eventual indulto a Fujimori. Todos dicen que ese camino se habría allanado con el ingreso de Enrique Mendoza al Minjus. Los voceros de FP saben cómo “silenciar” al rebelde benjamín y, una vez más, lo someten a investigación y disciplina. Muchos de ellos gritan “expulsión” mientras Keiko, por Twitter, calla sobre ese tema y se defiende de otras “bocas flojas” que la dejan “mal parada” con audios y decires que la perjudican fortaleciendo ideas de que a ella solo le importaría el 2021 y no los proyectos que el país necesita.

Keiko debe cambiar de estrategia en su afán de mantener a raya a los suyos. Las redes y solo las redes por donde se comunica no la salvarán de sus fantasmas y realidades. La característica de estos medios digitales es que son horizontales y no verticales. Liderazgo, así como se lo exigimos al presidente, es lo que requiere, pero no hay que confundir. La firmeza y la capacidad de seducir, convocar, incluso reprender, no es acatar sin murmurar, no es actuar con “mandonería” ni avasallamiento, menos en el caso de los fujimoristas, porque deben estar conscientes de un pasado que no deberían reivindicar. Kenji dice que su hermana está secuestrada. Afirma que todo lo que hace es por la libertad de su padre. Con emoticones, gestos y algunas frases descoloca a todo un partido. Sabe que nadie le puede quitar el apellido y ese es su mejor carné fujimorista. Su garantía vitalicia.

Tags Relacionados:

Kenji Fujimori

Ir a portada