La carta de Dionisio Romero Paoletti.
La carta de Dionisio Romero Paoletti.

Dirigida a su “estimado equipo” de Credicorp, después de reconocer ante la Fiscalía que había entregado 3.65 millones dólares a Keiko Fujimori para las elecciones de 2011, sacados en billetes de dicha corporación. Justifica la operación secreta, supuestamente ante el temor de que nuestro país se convirtiera en un peón del chavismo, dizque mostrado en el plan de gobierno de Humala.

Por falta de experiencia en estas lides (recién en 2009 sucede a su padre como mandamás), no tomó en cuenta el paulatino alejamiento de Ollanta Humala del chavismo, después de perder las elecciones ante Alan García en 2006. Ya Nadine Heredia le había dicho a Chávez “boca floja” en una entrevista en la TV. El mote de “chavista” nació cuando Humala y Heredia, en Venezuela y embelesados, recibieron elogios del propio Chávez, quien después se entrometió en la campaña boca a boca con García.

Para las elecciones de 2011, llegaron Garreta y Luis Favre, conductores de la campaña como producto de un acuerdo en 2010 con un sector del PT de Lula. También, como ahora se sabe, los tres millones de dólares recibidos de Odebrecht. El plan de gobierno, la “gran transformación”, estuvo bajo la conducción de Félix Jiménez, doctor en Economía, y cerca de 60 profesionales. Y se presentó a la ONPE firmado por Ciudadanos por el Cambio (CxC), conformante de Gana Perú. Hubo más de una reunión con la Confiep. Humala viajó a España para contactar a MVLL.

Gana Perú firmó la famosa “Hoja de ruta”, que solo era un distinto fraseado de ciertos temas comprendidos en el programa. La continuidad de Julio Velarde en el BCRP y la designación de Miguel Castilla como ministro de Economía (exviceministro del gobierno aprista) no fue presión de ningún chavismo, tampoco la pronta renuncia de CxC al gobierno de Humala.

TAGS RELACIONADOS