Gobierno vs. mayoría congresal
Gobierno vs. mayoría congresal

Parece que el Gobierno se convenció de que el proyecto de la reforma constitucional para el adelanto de las elecciones iba a ser archivado por la Comisión de Constitución. Ya había el precedente del caso de la inmunidad. Además, ahora el fujiaprismo había ganado a nuevos aliados. Por eso, parece difícil creer que el Gobierno fuera sorprendido. Más bien, lo dicho por el premier Salvador del Solar: “El Gobierno no se va a quedar con los brazos cruzados”, pareció mostrar una todavía no terminada discusión acerca del cambio en la táctica basada en el adelanto de elecciones. Ahora, Vizcarra logró salir del “cerco y aniquilamiento” planificado por la mayoría congresal. Retornó a la denuncia contra la corrupción, en el vergonzoso y repudiado intento de copar el Tribunal Constitucional.

Por otro lado, hay que reconocer el éxito del fujiaprismo al saber recomponer sus filas (descomponer, en el Apra) y ganar aliados. El núcleo duro fujimorista ha conseguido disciplinar a la mayoría de su bancada, como se sabe, formada por invitados. Creo, además, que la propuesta del Gobierno para adelantar las elecciones contribuyó a la férrea unidad de los invitados con los duros, como se pasa a mostrar.

No son todos, pero sin lugar a dudas no pocos han decidido que “su voto de consciencia” no coincida con el ‘adelanto’, ya que también están en juego los cerca de 500 mil soles netos (pagados impuestos) que dejarían de cobrar de aprobarse la propuesta del Ejecutivo. Veamos, son 15,600 soles de sueldo + 7,617 soles por función congresal, tenemos 23,217 x 14 (dos gratificaciones), lo que suma 325,038 anual, sin contar los gastos por representación. Si el Congreso se cerrara en octubre de este año, se sumarían otros 243,778 soles que perdería cada congresista, salvo los de la Comisión Permanente. Está claro, ¿no?

TAGS RELACIONADOS