Copa América

Sin instituciones no hay desarrollo

Palacio de Gobierno

Más temprano se anunció que un grupo de ciudadanos iban a acompañar al presidente a presentar la solicitud de cuestión de confianza ante el Congreso. (Foto: Rolly Reyna / GEC)

Sin instituciones no hay desarrollo. (Foto: Rolly Reyna / GEC)

Carlos Parodi
Carlos Parodi

Cualquier sociedad para progresar necesita que sus integrantes cumplan las reglas de juego. Por ejemplo, no debemos pasar los semáforos en rojo. Y si lo hacemos, debemos recibir el castigo de la autoridad. Esa es una regla. En muchas actividades no se cumple ninguna de las dos cosas. Podemos multiplicar los ejemplos.

Esto nos lleva al concepto de instituciones, que tiene dos acepciones. Primero, las reglas de juego, que pueden ser formales (leyes, reglamentos, etc.) o informales (costumbres y tradiciones). En segundo lugar están las organizaciones como el Poder Judicial (PJ), las entidades públicas y privadas, el Congreso y las universidades, entre otras. Pueden hacerse muchas leyes, pero si los ciudadanos y organizaciones no las cumplimos ni recibimos castigo, no sirven de nada.

Por eso, solemos escuchar que las sociedades avanzadas son aquellas donde todo funciona. Los ciudadanos se respetan, cruzan calles por las esquinas, el PJ es transparente e independiente, el Congreso legisla en beneficio de la población, etc. La reforma política es un avance, pero igual de importantes son las reformas en la manera como funcionan los sistemas de educación y salud públicas, por dar ejemplos.

Si en el Perú no desarrollamos nuestras instituciones (en sus dos acepciones), el desarrollo siempre será un buen deseo. El punto de partida somos nosotros. Veamos qué reglas cumplimos. Lo difícil es que no existe una receta para implementar la reforma institucional porque depende de nosotros. Lo más difícil de entender es que cuando cualquiera de nosotros va a un país avanzado donde las instituciones funcionan, no solo nos admiramos de ello, sino que como por arte de magia respetamos todas las reglas. Hagámoslo dentro de nuestro país. Vale la pena.

Tags Relacionados:

Instituciones

Sigue actualizado en nuestra APP

Ir a portada