La importancia del Consumo Privado

Ahorros

Cercanía. La ubicación también influye en la elección del establecimiento donde se hará la compra. (USI)

La importancia del Consumo Privado. (USI)

Carlos Parodi
Carlos Parodi

El consumo privado se define como el gasto que realizan las familias y empresas en bienes y servicios que satisfacen necesidades; por ejemplo, comprar alimentos o pagar el colegio. En el Perú representa más del 70% de la demanda y es clave para reactivar la economía. En 2017 solo creció 2.5%, la cifra más baja de los últimos 15 años. Entre 2006 y 2016, el crecimiento promedio anual fue de 6.6%. Para elevar el consumo, se necesita aumentar los ingresos.

La principal fuente de ingresos de los ciudadanos es el empleo, sea formal o informal. En 2017 el empleo formal bajó 2.8%. Se sigue que la llave para que crezca el empleo es elevar la inversión, pues ella genera mayor demanda de trabajadores. La inversión privada creció 0.1% en 2017, mientras que la pública cayó 0.1%. Entre 2006 y 2016, la inversión privada, que representa el 80% de la inversión total, creció 9.5% como promedio anual. La inversión pública, que significa el 20%, creció en el período 2006-2016 a un ritmo anual de 10.8%.

Recuperar la inversión privada (grande, mediana y pequeña) para que aumenten los empleos, ingresos y consumo es la salida. De paso sube la recaudación tributaria, que es otra tarea clave del Gobierno. Pregúntese usted, estimado lector, por qué no gasta más, o usted, pequeño empresario, por qué no invierte más. Las respuestas son las que el Gobierno debería tomar en cuenta para levantar nuestra aletargada economía, que hoy solo depende de la mejoría del entorno económico externo. Entre el 31 de diciembre de 2016 y mediados de marzo de este año, el precio del oro subió 13.2%, el plomo, 19%; el cobre, 23.5%, y el zinc, 27.3%. Es más fácil mejorar la economía en un entorno económico externo favorable que desfavorable. No desaprovechemos la oportunidad.

Tags Relacionados:

Economía

Consumo privado

Ir a portada