Módulos Temas Día
Carlos Parodi
Carlos Parodi

Si le dicen que una persona debe 1,000 soles a un banco, ¿puede usted concluir que la deuda es alta o baja? No es posible, pues todo depende de la capacidad de pago. Un mismo monto puede ser alto para algunos y bajo para otros.

No es lo mismo que el individuo del ejemplo obtenga un ingreso mensual de 1,000 o de 10,000 soles. En el primer caso está complicado, pero en el segundo no. La idea es que, para juzgar una deuda, se debe conocer la capacidad de pago que tiene la persona.

Algo similar ocurre para la economía como un todo; la diferencia es que la capacidad de pago se mide como proporción del Producto Bruto Interno (PBI). En 1990, la deuda externa total (pública más privada) como porcentaje del PBI era de 78.1%. Desde ese año hasta 2011 siempre descendió, llegando a 27.9%. Luego subió hasta 39.0% en 2016. No es un porcentaje alto si lo comparamos con Chile (66.3%) o Uruguay (76.8%).

Más aun y solo con fines ilustrativos, es como si usted ganara 100 al mes y usara 39 soles para pagar su cuota mensual de deuda. Le quedarían 61 soles para vivir.

Si nos referimos solo a la deuda pública, que es la que pagamos con nuestros impuestos, esta se encuentra solo en 25% del PBI. A nivel internacional, se considera un país con bajo nivel de deuda a aquel cuya deuda pública, como proporción del PBI, no excede el 30%, y el Perú se encuentra entre ellos.

Sin embargo, desde los años noventa, las crisis financieras o crisis de exceso de endeudamiento también ocurrieron por el sobreendeudamiento del sector privado y no del público.

Una de las mayores lecciones que quedan de los últimos 30 años es que el exceso de deuda, sea pública o privada, es peligroso. Más aún, cuando el sector privado no puede pagar, suele ocurrir que el gobierno asume, de alguna forma, la deuda y con ello crece la deuda pública. Esto fue lo que pasó en los Estados Unidos y ahora la deuda pública excede 100% del PBI.

Tags Relacionados:

Perú

Deuda externa

Leer comentarios ( )

Ir a portada