¿El Apra al asilo?

Alan García

Gobierno peruano hizo llegar 1.000 folios al gobierno de Uruguay con documentación para evaluar el asilo a Alan García. (Foto: GEC)

¿El Apra al asilo? (Foto: GEC)

Ariel Segal
Ariel Segal

La figura del asilo como medida de protección se dio por primera vez en las ciudades-estado griegas, cuando sus templos daban refugio a personas perseguidas. En la Edad Media, hubo algunos monarcas bárbaros que dieron asilo a cristianos, y en el siglo XIII, el rey Alfonso X de Castilla incluyó esta medida como un derecho jurídico en el código legal de las “Siete Partidas”.

Entre los primeros asilados políticos de los tiempos modernos se encuentran Karl Marx, quien fue recibido por la muy capitalista Inglaterra (1849), y León Trotsky, acogido por México (1936), donde fue asesinado por órdenes de su ex camarada Stalin, en 1940. Recientemente, en América Latina, se han dado varios casos de asilo diplomático y político, como el refugio del fundador de Wikileaks, Julian Assange, en la embajada de Ecuador en Londres, en 2012, quien hasta hoy no ha recibido salvoconducto para viajar a ese país. También está el caso del ex presidente de Honduras Manuel Zelaya, quien, depuesto por los militares, se asiló en Panamá, así como el de varios políticos perseguidos por la dictadura chavista de Venezuela, etc.

El caso que sentó precedentes para crear en el continente una convención sobre asilo diplomático (Tratado de Caracas, 1954), que impera hasta nuestros días, es el del fundador del Apra, Víctor Raúl Haya de la Torre, quien se refugió en la embajada colombiana de Lima por cinco años, desde 1949, pero no pudo exilarse porque el gobierno de Odría no le otorgó salvoconducto. Un caso muy diferente es el de Alan García, quien espera por asilo político en Uruguay.

Un asilo es también el lugar donde pasan sus últimos años de vida varias personas en las postrimerías de la vida y quizá la decisión de pedir asilo de un cínico lleve a un partido histórico a agonizar en un albergue en declive.

Tags Relacionados:

Alan García

Ir a portada