Debemos aprender a debatir los temas técnicos, señala el autor de la columna.
Debemos aprender a debatir los temas técnicos, señala el autor de la columna.

Con 104 votos a favor, cero en contra y siete abstenciones, el Pleno del Congreso de la República aprobó el dictamen que modifica la Ley 29811. Es la ley que establece la moratoria al ingreso y producción de los llamados transgénicos u organismos vivos modificados OVM.

El Perú no podrá hacer uso de las estupendas semillas transgénicas que puedan mejorar algún tipo de cultivo. Ello, sin más, durante los próximos 15 años.

En estos temas tan técnicos, la política siempre es enemiga del conocimiento. El decidido carpetazo ha escondido una necesaria discusión científica sobre el tema. Guardando distancias, es la misma falta de discusión que generó el uso masivo de las pruebas rápidas para el diagnóstico del COVID-19.

Mucha de la oposición a los transgénicos es dogmática y estrafalaria. No toda, pero debemos aprender a debatir los temas técnicos. Así como se critica duramente en algunos sectores de la sociedad el carpetazo a Escazú en la comisión correspondiente del Congreso, se debe criticar la falta de interés en ver un debate de expertos en materia de transgénicos.

Lean al PhD Luis de Stefano Beltrán, biólogo molecular de plantas y docente en la prestigiosa Universidad Peruana Cayetano Heredia. Le abrirá los ojos a más de uno.

TAGS RELACIONADOS