El agro fue el único sector que creció durante la pandemia, tituló ayer el decano de la prensa nacional. No es novedad. El agro moderno peruano es de categoría mundial. Necesitamos multiplicarlo todo lo posible.

Vayamos a lo básico: agua, tierra y clima. La ventaja del Perú es el clima. La desventaja, el agua.

91.5% de la población mundial vive en el hemisferio norte. Tiene un clima contraestacional. En el hemisferio sur disponemos de algunos meses para cosechar solo nosotros (el 8.5% restante) todos los productos estacionales en que debemos atender la demanda del 91.5% de la humanidad. Números más, números menos, la demanda es casi infinita.

Ahora que miles y miles han perdido sus trabajos por la pandemia, otros miles y miles de agricultores y trabajadores de todo tipo de empresas están laborando para continuar con lo que será el sector estelar de la economía peruana en 2020 en medio de tanta desazón.

Los agricultores tienen que mostrarle al Perú no solo cifras. Deben mostrarle que saben ser inclusivos y que generan riqueza para todos. Necesitamos mostrarle al país en el bicentenario un plan para disponer de más agua, generar más trabajo e incluir al agro tradicional. Solo así se podrá sostener de su mayor amenaza: los políticos.

TAGS RELACIONADOS