A DIOS ROGANDO. Nadine sigue en el ojo de la tormenta con eventual postulación suya para los comicios de 2016. (Rafael Cornejo)
A DIOS ROGANDO. Nadine sigue en el ojo de la tormenta con eventual postulación suya para los comicios de 2016. (Rafael Cornejo)

Pese a que la primera dama, Nadine Heredia, acuñó el pasado miércoles 16 la frase "el tiempo infame de leyes con nombre propio ya pasó" –en alusión a una posible candidatura presidencial suya en el 2016–, el tema levantó otra vez polvareda con el proyecto de ley enviado por la ONPE al Congreso, el cual elimina el impedimento a la postulación del cónyuge del presidente de la República.

En el texto del proyecto en mención, cuyo objetivo principal es implementar un Código Electoral, la ONPE omite en los artículos propuestos (69, 70 y 71) el actual artículo 107 de la Ley Orgánica de Elecciones.

Este incluye la prohibición, en su inciso e), para "el cónyuge y los parientes consanguíneos dentro del cuarto grado, y los afines dentro del segundo, del que ejerce la Presidencia o la ha ejercido en el año precedente a la elección".

En la disposición derogatoria de la iniciativa legislativa del organismo electoral –que se debate en la Subcomisión de la Reforma Electoral del Parlamento– se elimina la Ley Orgánica de Elecciones, precisamente la que contempla dicha prohibición.

En uno de los considerandos de la exposición de motivos, el equipo jurídico de la ONPE –que jefatura hasta fin de mes Magdalena Chú–, sostiene que "todas las regulaciones desarrolladas en el proyecto, sea para el ejercicio del derecho al sufragio, para la aplicación de impedimentos (…), se encuentran en el marco de lo que dicta nuestra Norma Fundamental". Es decir, al concordar con la Constitución y si se aprobara tal como está este proyecto, Nadine Heredia tendría el camino legal despejado para postular el 2016.

INESTABILIDAD POLÍTICAConsultado al respecto, el congresista aprista Javier Velásquez Quesquén lamentó que la propuesta de la ONPE deseche el referido impedimento en circunstancias polémicas sobre una eventual candidatura de la esposa del mandatario.

"Este tema tiene que cerrarse de una vez porque genera inestabilidad política. La alternancia es un fundamento vital de la democracia. La esposa del jefe de Estado o los familiares de este podrían verse involucrados en el uso de los recursos públicos; esa será siempre la duda", manifestó a Perú21.

Para Velásquez Quesquén, "hay aún una intención de acariciar la idea de que la señora Nadine sea candidata presidencial". "No es algo personal con la señora Nadine –aclaró–, pero es un tema de alternancia que debe consolidar el modelo democrático, que sufrió mucho daño en la década del 90".

El legislador de oposición sostuvo, además, que la ONPE se está extralimitando en sus funciones institucionales al obviar o desestimar el polémico artículo, pues, indicó, dicho organismo no tiene iniciativa legislativa para presentar un proyecto así y para interpretar temas de justicia electoral que no le competen.

NO POSTULARÁPor su parte, el parlamentario Fredy Otárola, titular de la Subcomisión de Reforma Electoral, dijo a este diario que el Código Electoral entrará a debate en su momento, porque no está "agendado todavía", pues hay otros proyectos importantes para debatir en el Legislativo, como la eliminación del voto preferencial.

"Nosotros no vamos a hacer eso (facilitar la candidatura de la primera dama) ni daremos leyes con nombre propio como sí lo hicieron en el fujimorismo", anotó.

OMISIÓN INVOLUNTARIAEn su descargo, el gerente de la Oficina de Asesoría Jurídica de la ONPE, Carlos Carhuayo, explicó que la ausencia del impedimento para los familiares de un mandatario en el proyecto de su organismo fue "una omisión involuntaria".

"No hay forma de ocultar esta omisión que fue producto del trabajo de una comisión ad hoc, tampoco habrá obstáculo para que se corrija esta omisión ante el Congreso de la República". Carhuayo aseguró que no hay por qué alarmarse ni sospechar de que hay otra intención con dicha omisión. El tiempo lo dirá.