EL ‘CEREBRO’. El congresista pagó la cuenta y pidió a su hermano que llame a los generales. (César Fajardo)
EL ‘CEREBRO’. El congresista pagó la cuenta y pidió a su hermano que llame a los generales. (César Fajardo)

Si el oficialismo pensó que con el blindaje a Omar Chehade en la Comisión Permanente –en enero de 2012– ya había volteado la página, se equivocó. La sentencia dictada contra Miguel Chehade Moya, hermano del parlamentario, lo compromete seriamente al señalar que fue el entonces vicepresidente de la República quien promovió la cena en el restaurante Brujas de Cachiche, donde el condenado ofreció apoyo logístico e incentivos económicos –y hasta un ascenso– a jefes policiales para que procedieran al desalojo de la azucarera Andahuasi.

Perú21 accedió a la resolución de la jueza Nayko Techy Coronado Salazar, del Tercer Juzgado Unipersonal de la Corte Superior de Lima, y encontró referencias al actual legislador oficialista que deben ser tomadas en cuenta.

El punto 37.1 del fallo señala que, a fines de setiembre de 2011, el sentenciado "llamó por teléfono, desde el despacho congresal de Omar Chehade, al general Raúl Salazar Salazar, a efectos de comunicarle la pretensión de su hermano (el segundo vicepresidente de la República) de tener una conversación con él y con el general Abel Gamarra".

En el punto 37.2 se establece "que el 4 de octubre de 2011, en horas del mediodía, desde un restaurante en Miraflores, Miguel Chehade llamó nuevamente al general Salazar y le pasó el teléfono a su hermano, el vicepresidente (…) Este le señaló su pretensión de reunirse con él y con el general Gamarra, finiquitándose una reunión para las 20:00 horas de ese día en el restaurante Las Brujas de Cachiche".

La sentencia detalla hasta la ubicación de los comensales en la zona denominada La Cava, en el citado restaurante, la duración del encuentro y que el congresista fue quien pagó la cuenta.

Asimismo, sostiene que, en dicha cena, Miguel Chehade ofreció apoyo logísticos, incentivos económicos y hasta un ascenso al general Guillermo Arteta para que procediera con el operativo policial de desalojo. Todo esto ante la presencia del entonces vicepresidente de la República.

Al estallar el escándalo, Omar Chehade declaró que "el tema de Andahuasi nunca se tocó y que la mentira del general Arteta (el denunciante) quedará grabada en los anales de la historia". Por estos hechos fue obligado a renunciar a la Vicepresidencia y suspendido 120 días en el Congreso.

Sin embargo, cuando a propuesta de la Comisión de Ética se procesaba la denuncia constitucional, la alianza Gana Perú-Perú Posible, a la que se sumó Yehude Simon, lo blindó en la Comisión Permanente.

EVALÚAN REABRIR CASOPor otro lado, el fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, informó, desde Costa Rica, que su despacho analizará el contenido de la sentencia a Miguel Chehade y que, eventualmente, se analizará si es posible reabrir de oficio una investigación sobre el legislador oficialista Omar Chehade.

"Ahora habría que ver cuáles son los extremos de la sentencia y, a partir de ahí, determinar la posibilidad de una ampliación de la investigación para ver qué acciones o personas podrían estar comprendidas ahí, porque no olvidemos que se habla de tráfico de influencias. Tenemos que saber de dónde vino la acción que produce la gestión", anotó.

SABÍA QUE

- El fiscal anticorrupción Hamilton Castro destacó que cualquier vinculación del congresista Omar Chehade tendría que ser evaluada por el fiscal Peláez.

- Omar Chehade fue denunciado por cuatro delitos y, por solo un voto, se salvó de la acusación.

- Fuentes legislativas revelaron que hay varios antecedentes de casos que el Poder Judicial ha reabierto a pesar de haber sido archivados en el Congreso.