¿Olivera vive una venganza alanista en el ROP?
¿Olivera vive una venganza alanista en el ROP?

No ignoro que Fernando Olivera no es muy popular entre muchos colegas y determinados sectores políticos, pero aquí no se trata de a quién le están haciendo una escandalosa injusticia, sino de la injusticia en sí, que las autoridades se la pueden hacer a cualquiera, así que a comprarse el pleito.

El Registro de Organizaciones Políticas (ROP) no le está mañosamente aplicando la Ley de Emergencia Electoral 31038 (dada en agosto del año pasado) a Olivera y le tramita todo con la norma antigua, como si no hubiera habido COVIDd-19 y que cumplir todos los farragosos trámites para inscribir un partido nuevo no hubiera sido casi imposible en estas circunstancias. Y no solo le ha sucedido este abuso, sino que también ha sido víctima de la desidia burocrática de este ROP; que le retuvo por 27 días su solicitud en la mesa de partes (aquí incluso Olivera denuncia el cambio de un CD con fichas, pero solo me limito a lo administrativo). Para más mala fe, solo le dieron DOS horas para inscribir su fórmula presidencial y congresal.

O sea, se pide una renovación de partidos, exigiendo nuevos requisitos y cuando aparece –en solitario, porque nadie más ha buscado inscribir un nuevo partido para estos comicios– un candidato que se aviene a cumplir con esta tarea, titánica bajo una plaga, vienen los burócratas del ROP a sabotearte desde sus escritorios, aplicándote normas pasadas, trancándote los papeles en la mesa de partes por casi un mes y abriéndote la inscripción solo durante 120 minutos. Y la última del ROP fue aguantar todo lo que pudo la presentación de la apelación de Olivera ante el JNE. Me imagino que Olivera sospechará que en el ROP deben haber elementos apristas que le están dando el vuelto por la manera cómo vapuleó a Alan en el debate presidencial pasado, lo cual parece muy factible. No hay otra explicación a tanta mala leche. Ojalá el JNE imponga la justicia.

TAGS RELACIONADOS