notitle
notitle

Eduardo Ferreyros,Al.MercadoHay quienes observan los proyectos de gran envergadura, para que se realicen sin afectar el medio ambiente, el patrimonio cultural, o cualquier otro aspecto que, de ser descuidado, causaría un daño en la población. Preocupación válida. Hay otros, que por razones ideológicas o políticas, se oponen para obtener réditos personales, abriéndose plataformas de "lucha por el pueblo" y así obtener protagonismo político. Hay gran diferencia entre quienes quieren hacen posibles los proyectos y quienes simplemente quieren hacerlos imposibles. Las medidas adoptadas por el gabinete, en referencia a los estándares ambientales, no ponen en riesgo el cuidado ambiental, sino facilitan y levantan barreras que son herramientas favoritas de los obstruccionistas que vienen frenando las inversiones en Perú. Los obstruccionistas deben ser combatidos y el gobierno está ahí para hacerlo.