Rousseff es la más molesta. (AFP)
Rousseff es la más molesta. (AFP)

SAN PETERSBURGO (DPA).– El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometió a investigar "seriamente" las denuncias de espionaje de su país a Brasil y México, un incidente que causó fuerte molestia a la presidenta Dilma Rousseff y que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto ha preferido aplacar.

En San Petesburgo, donde participó en la cumbre del G20, Obama afirmó que, en los encuentros que sostuvo con Rousseff y Peña Nieto en la ciudad rusa, les prometió investigar las denuncias que han creado una "fuente de tensión" en las relaciones con los dos gigantes latinoamericanos.

Obama expresó su confianza en que las denuncias no causarán daños profundos en las relaciones, ya que no son más grandes que el abanico de temas que compartimos.

Sin embargo, antes de volar de regreso a su país, Rousseff dejó en claro sigue molesta y podría postergar su visita a Washington del 23 de octubre.

TENGA EN CUENTA

- El canal Globo de Brasil reveló el espionaje del que fueron víctimas Rousseff y Peña Nieto a manos de inteligencia de EE.UU.

- La denuncia se basó en documentos secretos que filtró el excontratista estadounidense de inteligencia Edward Snowden.