notitle
notitle

Sorpresivamente el candidato Aécio Neves (33.5%) pasó a segunda vuelta en Brasil con la presidenta Dilma Rousseff (41.6%), y definirán el 26 de octubre. Hace unas semanas, Marina Silva parecía la favorita para alcanzar con Dilma la segunda vuelta. Neves tiene opción de ganar a la presidenta por el apoyo que le ha dado Silva, por lo que, después de años, un candidato de centroderecha (partido del ex presidente Cardozo) tiene opción de triunfo. Ello implicaría un cambio en la política y economía brasileña. El gobierno izquierdista de Dilma Rousseff, y su antecesor Lula, ha sido acusado de corrupción y desvíos de fondos de Petrobras al partido oficialista PT. La proyección es que la izquierda gobierna para los pobres (?) por los programas sociales pero con gran ineficiencia y corrupción. Para seguidores del PT, la preocupación estaría en el retroceso de las políticas sociales si ganara Neves.