ENORME ATOLLADERO. Pasajeros estuvieron condenados a llegar tarde a sus centros de labores. (Andina)
ENORME ATOLLADERO. Pasajeros estuvieron condenados a llegar tarde a sus centros de labores. (Andina)

Cuando miles de pasajeros intentaban llegar a tiempo a sus centros de trabajo o de estudios, un nuevo desperfecto en un ómnibus del Metropolitano hizo colapsar ayer este sistema de transporte en plena hora punta. Tuvieron que transcurrir más de dos horas para que el servicio se restableciera, lo cual generó caos y malestar entre los usuarios.

El hecho ocurrió a las 7:45 a.m., cuando una unidad se averió y quedó varada a la altura de la Av. 28 de Julio, en el Cercado, obstruyendo el corredor en sentido de sur a norte.

Ante ello, unos 50 buses quedaron atascados formando una inmensa fila que llegó, incluso, hasta la Av. Javier Prado, en San Isidro. Pese a ello, los minutos transcurrían sin que nadie resolviera la emergencia.

Esto causó desesperación entre los usuarios, la mayoría de los cuales se dirigían, a esa hora, a sus centros de labores. Algunos de ellos prefirieron bajarse y caminar para abordar otros medios de transporte.

Recién a las 8:15 a.m. el flujo vehicular empezó a normalizarse, luego de que un mecánico reparó la unidad.

No obstante, las molestias continuaron debido a que, al alterarse la circulación, los buses escasearon en varias zonas. Esta situación duró hasta las 10:30 a.m. y afectó las estaciones Matellini, Naranjal, Canadá y Javier Prado, donde se formaron largas colas de pasajeros.

SIN CONTINGENCIAAl respecto, Ítalo Fernández, gerente de Protransporte, sostuvo que el bus presentó una falla en un fusible. Dijo que la demora se debió a que en un primer momento se intentó remolcar el vehículo, pero luego se tuvo que llamar a un mecánico.

La alcaldesa Susana Villarán dijo que la comuna solo supervisa el funcionamiento de los buses, ya que los dueños de estos son los operadores.

José Díaz, representante de los concesionarios, indicó que las fallas mecánicas suelen ocurrir. "Lo que hay que destacar es que Protransporte no tiene un plan de contingencias ante estas emergencias, pese a que se lo hemos pedido varias veces", subrayó.

SABÍA QUE

- El servicio del Tren Eléctrico también se vio afectado ayer debido a un cortocircuito que se produjo en los cables de la estación Los Cabitos, en Higuereta.

- La constante llovizna que cayó sobre Lima habría ocasionado el incidente que generó el retraso en la llegada de los vagones, lo que también perjudicó a los pasajeros.