PRIMER TROPIEZO. Celestes solo reaccionaron en la segunda parte, pero fallaron en definición. (AP)
PRIMER TROPIEZO. Celestes solo reaccionaron en la segunda parte, pero fallaron en definición. (AP)

SAO PAULO.– La típica cara del solitario en el 'Día de los Enamorados'. Molesto, con muestras de envidiar la felicidad de los que caminan de la mano. La típica mueca del solitario. Cara agachada, como queriendo que el día vuele y no camine. Cristal no encontró cómo 'enamorar' a la pelota y pasó una noche sin amor. Con caída 2-1 ante Palmeiras por el grupo 2 de la Copa Libertadores.

A pesar de que su formación anunciaba un posible romance. Varios tocadores de pelota: Sheput, Chiroque, Ávila. Esa misma alineación que en el campeonato destruye, ayer se quedó sin inspiración. Por su parte, el 'verdao', que tuvo la baja de referentes como el chileno Jorge Valdivia, puso velocidad y confió en el rubio volante Souza. Por eso, a los 5', Patrick Vieira ya asustaba con un derechazo que rozó el poste izquierdo de Diego Penny. Cristal veía pasar la pelota y no tenía cómo declarársele. Cazulo, el 'todoterreno' en Perú, sufrió con una cancha enorme, y Rengifo naufragó en la zaga del equipo brasileño.

Lobatón remató de lejos a los 26', y fue lo único de los cerveceros en el primer tiempo. En esos 45 minutos donde el mediocampista Souza manejó a su equipo y el partido. A los 28' inició la jugada que terminó con el disparo de Vilson desviado por Penny.

Quina era una 'puerta abierta' por izquierda y por allí se metían Souza, Vieira y medio equipo de Palmeiras. A los 35', Souza intentó de tiro libre, pero cinco minutos después acertaron. Tiro de esquina, pelota parada. El mayor terror de Cristal. Nadie marcó al defensa Henrique y este, sin incomodarse, 'enamoró' a sus hinchas con un gol de cabeza.

Fueron minutos de miedo. Penny respondió ante Vieira (41') y, luego, de milagro no entró un cabezazo de Jesús Álvarez en contra, para cerrar a los 45' Souza, quien se mandó una 'tijera' que pudo ser el segundo. Cristal debía replantear su estrategia de conquista.

FALLÓ LA PUNTERÍAMosquera se dio cuenta de que necesitaba equilibrio y acertó con el ingreso de Calcaterra por un invisible Sheput. Lobatón encontró socio y, a los 51', lo trabaron en el área. Penal que el mismo 'Loba' cambió por gol. Empate que no era malo pero, a los 67', Patrick Vieira no halló oposición para un zurdazo elevado.

Ya con Arroé en la cancha, Cristal empujó por el empate, pero el mismo jugador, a los 83' y a los 88', no tuvo puntería. Igual que Rengifo a los 89'.

Derrota que duele y muestra la cara del que no tiene pareja. El que molesto, con rabia y envidia, se pierde en la noche de los 14 de febrero.