No Somos ni Podemos
No Somos ni Podemos

@CamilaBozzo1

Tal como se proyectaba, el próximo Congreso será el más fragmentado de los últimos tiempos. Son 11 los partidos que hasta el momento han pasado la valla (al 80% de las actas contabilizadas), y algunos de ellos tienen sus credenciales democráticas desgastadas, o por su trayectoria partidaria o por la de sus integrantes. Hoy quiero hablar de dos de estas agrupaciones.

Somos Perú. Vizcarra y los dirigentes de turno de Somos Perú lograron lo que se habían propuesto con su inusual tándem: que aquel le rehuya a la justicia por los próximos años y que este pase la valla. Con ello, el otrora partido de los Andrade ha logrado procurarse una cuota de poder y así perpetuar su existencia en la vida política. Como decía Maquiavelo, lo de menos son los medios a los que se recurra para llegar al poder o para sostenerlo, lo importante es mantenerlo. ¿Es acaso ese el efectismo que comparten Vizcarra y Somos Perú?

Podemos Perú. Aunque raspando, el club de los Luna (dueños de Telesup) también pasó la valla gracias a su propia locomotora (Daniel Urresti). Vale la pena recordar su historial legislativo, que, aunque cercano, los dilemas de la campaña presidencial y la crispación política amenazan con empujar a algún recodo de la memoria. En apenas un año, esta bancada ha aprobado un rosario de leyes populistas (retiro de los fondos de las AFP, formalización de los colectivos, retiro de los fondos de la ONP), sin ningún análisis técnico y atendiendo al “clamor del pueblo”, a decir de su congresista Cecilia García. Han estirado el concepto rousseano de la voluntad general al límite: si el pueblo lo quiere, se aprueba; poco importan los forados fiscales o lo que diga la Constitución. Tampoco hay que olvidar la moción que presentaron para investigar a la Sunedu, que, dicho sea de paso, le denegó el licenciamiento a Telesup.

La ciudadanía debe vigilar de cerca a todos los partidos representados en el siguiente Congreso, incluyendo a estos dos.

TAGS RELACIONADOS