(Foto: GEC)
(Foto: GEC)

Corea del Sur es el cuarto país con más infectados y el sexto en número de muertes por el COVID-19. El virus apareció allí oficialmente el 20 de enero, cuando se diagnosticó a una mujer que había llegado de Wuhan. En los días siguientes el gobierno pudo mantener cierto control, pues todavía podía “trackear” a los contagiados y su red de contacto. Cuatro semanas después, solo había 30 personas infectadas. Hasta la paciente 31: una mujer que, teniendo los síntomas, no acató el distanciamiento social, siguió con su vida como si nada y contagió a cerca de mil personas en pocos días.

Reuters cuenta que el 15 de febrero, casi un mes después del primer caso, en una visita al hospital, los médicos le sugirieron a esta mujer que se hiciera una prueba de descarte. No lo hizo y siguió interactuando con cientos de personas en una misa, un matrimonio y restaurantes. Finalmente, el 17 de febrero fue a hacerse la prueba, lo que la confirmó como el caso 31 de coronavirus del país. En cuestión de días, cientos de personas que habían estado en los mismos lugares que ella dieron positivo. Menos de un mes después, Corea registra más de 8,000 infectados, 80% de ellos relacionados a esta paciente.

Al escribir esta columna, Perú tiene oficialmente 71 casos y solo han pasado 10 días desde el primer registro. Pronto se conocerán cientos más. Abramos los ojos. Puedes estar infectado. No nos están pidiendo que vayamos a la guerra o hagamos servicio militar obligatorio, sino que guardemos una prudente distancia social, incluso si no tienes síntomas. Evitemos la congregación de gente. Intentemos quedarnos en casa. Los que podemos hacerlo, tenemos la responsabilidad hacia los demás. Solo así reduciremos la curva de contagio. Aunque seguro el punto de quiebre ya llegó, no seas la paciente 31.


TAGS RELACIONADOS