COPA AMÉRICA
Copa América

La Niña 2013

La mitad de nuestras vidas transcurre en condiciones El Niño o La Niña. Se trata de calentamientos o enfriamientos de la temperatura HABITUAL del Océano Pacífico en su franja ecuatorial.

notitle

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Abraham Levy,Opina.21alevy@metereologica.pe

La mitad de nuestras vidas transcurre en condiciones El Niño o La Niña. Se trata de calentamientos o enfriamientos de la temperatura HABITUAL del Océano Pacífico en su franja ecuatorial.

¿Por qué son importantes? Debido al hecho de que una modificación prolongada de la temperatura HABITUAL, de esa parte del océano, modifica la circulación HABITUAL del aire y con ello zonas secas se vuelven húmedas, zonas frías se vuelven cálidas, etc.

La magnitud global del etcétera depende de la magnitud de El Niño o La Niña. En años recientes hemos observado 'Niños' y 'Niñas' que en la costa peruana apenas se percibían, mientras que en el resto del Pacífico ecuatorial si se manifestaban.

A la inversa también: calentamientos o enfriamientos de la costa que apenas se perciben en la franja ecuatorial del resto del Océano Pacífico. A estos los llamamos 'Niños' o 'Niñas' costeras.

El año pasado la costa apenas tuvo invierno mientras vivimos un 'Niño' costero que no contagió al resto del Pacífico.

Este año lo mismo pero con signo negativo: La Niña costera con un invierno muy frío sin contagiar al resto del Pacífico. Los eventos costeros son cortos. Esta 'Niña' debe decaer con la llegada de la primavera.

Sigue actualizado en nuestra APP

COPA AMÉRICA
Ir a portada