notitle
notitle

Lucía de Althaus,Opina.21www.parentalidad.pe

En la actualidad muchos colegios grandes tienen también prekinder, o hasta pre-prekinder. Es decir, niños de 3 años ya empiezan la escolaridad. Si bien son centros preescolares, con espacios pequeños y ambientes acogedores, por estar dentro de una institución escolar, terminamos percibiendo el nido como si fuera un colegio. Y esto puede ser peligroso. Resulta que a un niño de 3 o 4 años que va a un nido de barrio lo dejamos faltar más seguido, llegar tarde, argumentando "qué importa, todavía es chiquito". Sin embargo, cuando nuestro hijo va a uno de esos nidos dentro de un colegio, lo "escolarizamos" antes de tiempo y lo presionamos como si fuera más grande. Entramos, sin darnos cuenta, al esquema escolarizado y lo forzamos a una rutina más rígida.

Creo que los padres que tienen a sus hijos en este tipo de centro preescolar tienen que hacer el esfuerzo de no olvidarse que los niños de esas edades reciben lo más importante –todavía– de casa. Y que lo principal para desarrollarse sanamente a esta edad es la posibilidad de sentir placer y disfrute la mayor parte del día.

TAGS RELACIONADOS