BARCELONA.– ¡Qué lindo que es el fútbol, pibe! Lo dicen en ESPN, lo firman en el Camp Nou, lo escribimos aquí. Debut con grito de Neymar, golazo de Alexis, homenaje a Vilanova con un mosaico en la tribuna y canterano que marca en el Madrid. Barcelona (1° con 28) venció 2-1 al Real Madrid (3° con 22) en el clásico mundial, y ningún amante del fútbol puede renegar de lo que se vio.

En el Madrid, Sergio Ramos estuvo incómodo como pitbull y lo mismo Bale, alternando la posición de '9'. Además, Di María no brilló en la derecha. Los experimentos de Ancelotti no tuvieron efecto, mientras que Iniesta volvió a ser el genio de la botella en el Barza. A los 19', el 'Cerebro' agrupó rivales y se la dio a Neymar, quien colocó la pelota en el segundo poste. Allí nomás, Messi –que no brilló– disparó desviado (20').

El partido se tornó trabado y solo una arremetida de Khedira emocionó a los blancos. Pero el ritmo cambió en la etapa final. Valdés le atajó un zapatazo a 'CR7' (58'), y luego hubo un penal no cobrado a Ronaldo por empujón de Mascherano (71') y un misilazo de Benzema al travesaño (72'). Al Madrid le faltaba alguien como Ozil. Barcelona, en cambio, encontró un revulsivo en Alexis Sánchez, que puso el 2-0 a los 71'. Después, Alves le hizo una 'huacha' a 'CR7', pero no pudo anotar, algo que sí hizo Jesé para descontar (91'). ¡Qué lindo que es el fútbol, pibe!