notitle
notitle

Juan José Garrido,La opinión del directordirector@peru21.com

La noticia más impactante de nuestra encuesta Pulso Perú (julio, 2014) a nivel metropolitano es la primera fotografía sobre intención de voto para las Municipales 2014. La encuesta recoge las primeras sensaciones electorales una vez definido el padrón final de candidatos a gobernar Lima.

Lo obvio es la significativa diferencia entre el exburgomaestre Luis Castañeda y el pelotón de candidatos que lo sigue. Diferencia que, vistas las últimas tres encuestas (mayo, junio y julio), se mantiene casi inmóvil: 59% de intención para el Sr. Castañeda, 8% para la Sra. Villarán, 5% para el Sr. Heresi, y 10% que se subdivide entre los otros diez candidatos. Si regresamos a la fotografía de mayo, la situación era algo similar: 61% para el Sr. Castañeda, 8% para la Sra. Villarán, 8% para el Sr. Heresi y 11% para el resto de los, entonces, candidatos potenciales.

La candidatura del Sr. Castañeda se mantiene sólida en alrededor del 60% de la intención de voto. Para quien ha sido sujeto de múltiples acusaciones por casos de corrupción (el más emblemático, el caso Comunicore), la posición no podría ser más cómoda. La estrategia principal de sus adversarios pasará por recordar estos casos, lo cual puede dañarlo. No obstante, y salvo que surja algo nuevo, lo más probable es que la ciudadanía haya interiorizado y descontado esas acusaciones.

De hecho, y frente a la pregunta sobre percepción de corrupción, es la alcaldesa Villarán la que concita una mayor animadversión: 49% frente al 27% de Castañeda.

Ante este escenario queda espacio para un cambio en las tendencias, aunque sea difícil predecir un cambio en los resultados. El primer factor, sin duda, es el debate (87% cree que es necesario); el segundo es la campaña en sí (imaginamos a la alcaldesa más activa); el tercero, la ventaja que posee la alcaldesa al proseguir en el cargo.

Neruda empieza el poema 15 con la recordada frase "Me gustas cuando callas…"; pareciera que el poeta tiene a su favorito.