notitle
notitle

progresar@arellanomarketing.com

Si usted va a comprar zapatos para alguien y no sabe su talla exacta, la probabilidad de que se equivoque en la adquisición es grande. Lo mismo pasa en las empresas que invierten solo sobre la base de ideas aproximadas o corazonadas, y no toman en cuenta datos certeros. Por ello, si quiere que su empresa crezca más rápido, debería tener información muy clara de sus clientes y de su gestión interna.

Casi el 100% de negocios arranca sin un historial de datos. El consejo es comenzar desde hoy a registrar sus ventas diarias y anotar las características de sus clientes. Para ello se requiere solamente orden y constancia.

1. Apunte algunos detalles de cada cliente que llega a su negocio. Anote edad, sexo, hora y si vienen solos o en grupo. Además, identifique los que son más frecuentes y anote qué estilo de vida tienen, qué le compran y por qué lo prefieren. Pregúnteles si están satisfechos cabalmente.

2. Lleve un registro del avance diario de las ventas totales y de cada artículo que ofrece. Anote qué productos le pidieron y no tenía en stock.

Con esta información podrá identificar qué tipo de clientes tiene y qué productos debe promocionar y tener en stock. Por ejemplo, si es dueño de una fuente de soda quizás descubra que las salchipapas se venden más los fines de semana y las hamburguesas más a la hora del almuerzo. También sabrá que su público más frecuente son jóvenes, y podrá adecuar la decoración.Así operan las empresas grandes y usted está invitado a trabajar como ellos.

SABÍA QUE

- Desde la antigüedadEn el año 3.000 A.C., los babilonios usaban tablillas para recopilar datos sobre la producción agrícola, las ventas y los trueques.

- Las famosas cuerdasEn el siglo XII, los incas usaban un sistema de cuerdas para el registro de información numérica llamado quipu.