BLOQUEO FLUVIAL. Los nativos impiden que se extraiga el oro. (Diario Ahora)
BLOQUEO FLUVIAL. Los nativos impiden que se extraiga el oro. (Diario Ahora)

Los nativos asháninkas apostados en la región Pasco se cansaron de que la minería ilegal siga devastando la ecología de la Reserva Comunal El Sira. Tras observar que, desde hace algún tiempo, el agua de los ríos empezaba a llegar sucia a sus comunidades, debido a la tierra que es removida por la maquinaria pesada que utiliza la actividad informal, ayer decidieron hacer escuchar su voz de protesta y, para ello, retuvieron y castigaron a dos guardaparques de la zona.

El jefe del Comando Conjunto del Ejército Asháninka, Jhonny Paulino Romero, señaló que los detenidos son Manuel López Augusto y Anner Gaspar Paulino, quienes fueron acusados por los nativos de permitir la invasión de unos 100 mineros informales sin tener en cuenta que su labor es, precisamente, velar por el cuidado del área natural protegida.

Paulino denunció además, a través de RPP Noticias, que las autoridades judiciales están trabajando a favor de los mineros ilegales pues han notificado a los asháninkas para que desalojen sus tierras y permiten el ingreso de maquinaria que es usada por la minería para la extracción de oro ilegal, lo cual viene contaminando la reserva progresivamente.

"Los mineros ilegales laboran desde hace varios años acá y emplean dragas, así como otras herramientas altamente dañinas para los ecosistemas y la fauna", manifestó.

Por ello, aseguró que los asháninkas no liberarán a los guardaparques y los someterán a 'castigos' hasta que los representantes del Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) y del Ministerio del Ambiente se presenten en la zona para coordinar el desalojo definitivo de los mineros.

Mientras tanto, grupos de nativos armados con flechas y palos están bloqueando el tránsito fluvial e impiden la extracción de oro de la reserva.

TENGA EN CUENTA

- La Reserva Comunal El Sira abarca una cadena montañosa cubierta por un bosque tropical y ubicada en partes de las regiones Pasco, Huánuco y Ucayali.

- El lugar tiene a su alrededor 400 comunidades nativas, con una población de 30 mil habitantes.