(USI)
(USI)

DESARROLLOLa natación es un ejercicio físico que ayuda al desarrollo de los niños. Practicarla les permite trabajar diversas partes del cuerpo de manera distribuida. Además, dicho esfuerzo estimula las hormonas que ayudan al crecimiento.

RESPIRACIÓNEstar en el agua hace que el niño sea consciente de su respiración. Nadar le permite coordinar mejor la respiración y aprovechar el aire de manera óptima. Resulta muy recomendable para chicos con enfermedades respiratorias como el asma, por ejemplo.

DISCIPLINAEl medio natural del ser humano es la tierra, no el agua. Por ello, nadar implica aprender un procedimiento, ser ordenado y aplicarlo correctamente. La natación hace que los niños sean más disciplinados.

EDAD ADECUADALo recomendable es que el niño haga natación después del sexto mes de nacido. ¿Por qué? Porque, a partir de entonces, ya es capaz de levantar la cabeza por sí mismo. Eso sí, la compañía de un adulto es fundamental.

TIEMPOPara obtener beneficios de la natación se sugiere que los niños la practiquen entre tres y cinco veces por semana. Cada sesión debería durar una hora o dos. Suficiente.

SEGURIDADLos padres deben asegurarse de que la piscina esté autorizada por la municipalidad respectiva. Por otra parte, la exposición prolongada al cloro puede dañar la piel o el cabello, así que tampoco es bueno pasar mucho tiempo en la piscina. Ojo con eso.