Foto: Martín Pauca.
Foto: Martín Pauca.

Carmen Omonte,CongresistaAutor: Gonzalo Pajares.gpajares@peru21.com

Carmen Omonte es la primera vicepresidenta del Congreso y una de las principales escuderas de Alejandro Toledo. En esta charla sostiene que no metería las manos al fuego por él… pero que defiende la presunción de inocencia.

¿El Congreso marcha bien?No, pero eso no implica que no reconozca y valore el aporte que ha realizado para hacer del país lo que es hoy. Aunque hoy hay algunas nubes, hasta hace poco el peruano era muy optimista con el país. Sin embargo, nadie reconoce el aporte del Congreso para esa situación, pues lo que se luce más es lo negativo. Tuvimos –en el caso del BCR, Defensoría y TC– una elección fallida, pero ya hicimos nuestro mea culpa.

¿El Congreso se maneja mediante 'repartijas'?Los voceros tenemos muy claro qué porcentaje de influencia tenemos para una decisión, y ese porcentaje va de acuerdo a los votos que representamos. Perú Posible tenía 20 votos. ¿Ahora? Diez, pero somos más sólidos.

¿En verdad cree eso?Ahora estaremos más sólidos.

Toledo ha dado muchas versiones sobre las propiedades de su suegra. Yo la he visto defendiendo cada una de ellas. ¿No siente que usted ha quedado un poco mal parada?Estoy tranquila porque, desde que se destapó este escándalo, siempre dije que es un tema legal que deberá resolverse en la instancia correspondiente. Reconozco que se han dado explicaciones inexactas y que hay un costo político, pero debemos superar este momento.

¿Usted le cree a Toledo?Cuando hemos conversado con él, nos ha explicado que ese dinero no es mal habido. Repito, que se investigue, pero siempre defenderé la presunción de inocencia de todas las personas, no solo de Toledo, hasta que la justicia demuestre lo contrario.

Pero no metería las manos al fuego por Toledo…Es una frase excesiva, pero espero que, cuanto antes, pueda determinarse su inocencia y, luego, pueda posicionarse nuevamente en la política… aunque el camino sea muy cuesta arriba.

¿Humala está haciendo un buen gobierno?Hay todavía carencias, pero es saludable que aún se siga la 'Hoja de ruta'. Se critica que el discurso del 28 de julio no haya sido más elocuente, pero no debimos esperar un carnaval de ofertas; estamos madurando y antes que anuncios que entusiasmen debimos esperar tranquilidad, un discurso mesurado: no se puede satisfacer a los extremos.

Ollanta Humala no transmite autoridad, más poderosa parece su esposa…No lo siento un gobernante débil, pero le faltan operadores políticos, ministros políticos; esto ha sido mal leído por Humala porque sus ministros han salido con posiciones innecesariamente confrontacionales, no han buscado consensos sino pelea.

¿Podemos vincular a Ollanta Humala con el narcotráfico por el hecho de haber llevado a la señora Obregón al Congreso?¿Decir que es un 'autor mediato' como dijo el Apra? No, yo creo que no. El narcotráfico es la principal guerra que debemos enfrentar como país, pues todos los problemas que sufrimos tienen que ver con él: corrupción, lavado de dinero, muerte, daño al medioambiente, seguridad ciudadana, etcétera.

Y todo eso se metió a Palacio…No solo a Palacio: el narcotráfico está instalado en todos los estamentos de poder, al menos así nos ven afuera. Esto me preocupa mucho. Un país demuestra sus intereses mediante el presupuesto, de lo contrario es pura poesía. Lamentablemente, el discurso del 28 de julio de Humala solo se centró en la erradicación.

La conversación entre Cateriano, Jiménez y San Martín es una vergüenza…Es un tema delicado. Todos somos conscientes de que debemos fortalecer las instituciones, y eso pasa por la independencia de poderes. Al escuchar ese audio sentí preocupación, pero espero que se den las explicaciones del caso.

¿Jiménez y Cateriano deben renunciar?Esa decisión la debe tomar el presidente Humala. Lo que sí es verdad es que los espacios políticos de Jiménez y Cateriano están bastante desgastados. Pero también hay que preocuparse por la industria de la interceptación, que se vende al mejor postor, que viene desde el fujimontesinismo y que maneja mucho dinero.

De acuerdo, pero si nuestras autoridades actuaran correctamente no habría nada que mostrar…He escuchado a Figallo, Cateriano, Jiménez y, sobre todo, a San Martín, a quien respeto mucho, decir que esa reunión fue de coordinación, precisamente para evitar papelones como el que vivimos el año pasado en la CIDH, donde dos procuradores peruanos defendían posturas distintas. Esto no significa que no reconozca que algunas frases del diálogo dejan dudas acerca de una interferencia del Ejecutivo en otros poderes del Estado; por eso, es fundamental el testimonio de la jueza Rojjasi.

AUTOFICHA

- Es un símbolo de madurez que el mensaje del 28 haya sido mesurado. Su problema es que planteó metas –como la industrialización- pero no dijo cómo alcanzarlas.

- Agradezco que Kenji Fujimori destaque mi buen trato. Aprecio que aún se valore la gentileza, y que no primen ni el maltrato ni el insulto.

- No me siento bella, me siento agradable y estoy a gusto conmigo misma. ¿Coqueta? Todos deberíamos serlo. ¿Reina? No, me faltan algunos centímetros (ríe).